Arabia Saudí reanuda la campaña de detención de activistas

Categories Internacional/MundoPosted on

La última redada incluye a una mujer y a entre siete y diez hombres, dos de ellos con doble nacionalidad estadounidense

Arabia Saudí ha detenido a una decena de escritores y blogueros que defienden los derechos de las mujeres o que tienen lazos con algunas de las activistas actualmente procesadas, según han revelado este viernes defensores de los derechos humanos saudíes. La nueva redada, que incluye a una mujer y a entre siete y diez hombres, dos de ellos con doble nacionalidad estadounidense, supone un jarro de agua fría para quienes habían interpretado la liberación provisional de tres de las encausadas como un signo de benevolencia.

ALQST, una ONG con sede en Londres y vinculada a la oposición saudí en el exilio, ha identificado a los dos ciudadanos estadounidenses como Bader al Ibrahim, médico y escritor, y Salah al Haider, hijo de Aziza al Yusef, una de las tres activistas liberadas tras la segunda sesión del juicio el pasado 27 de marzo. Al Ibrahim es autor de un libro sobre la política de los musulmanes chiíes. Los saudíes que pertenecen a esa minoría se quejan a menudo de ser tratados como ciudadanos de segunda.

“Podemos confirmar la detención hoy de Ayman Aldrees. Es un traductor y activista, y el marido de la activista Malak al Shehri. Esto eleva el número detenidos desde ayer a ocho, con tres sin confirmar”, ha tuiteado ALQST.

Además, hay una mujer embarazada, la escritora feminista Khadijah al Harbi; los escritores Thamer al Marzuqi (marido de Khadijah), Mohamed al Sadiq y Abdullah al Dehailan, y Fahed Abalkhalil, un activista que apoyó el derecho a conducir de las mujeres. Otro, Anas al Marzrui, profesor en la Universidad King Saud, está al parecer detenido desde el mes pasado. El grupo Prisioneros de Conciencia, que sigue la pista de los presos políticos en Arabia Saudí, añade los nombres de Moqbel al Saqqar y Yazed al Faife, un periodista del diario electrónico Al Sharq, que ha denunciado la corrupción en la provincia meridional de Jizan.

Como viene siendo habitual, las autoridades saudíes no han admitido ni desmentido esta nueva redada contra la sociedad civil, la primera que se produce tras el escándalo del asesinato del periodista Jamal Khashoggi hace seis meses. Un portavoz del Departamento de Estado norteamericano ha confirmado horas más tarde la detención de los dos estadounidenses y declarado estar en contacto con Riad al respecto. 

Ninguno de los detenidos era políticamente activo en las redes sociales o citado en la prensa extranjera, pero según ALQST desde hace dos meses tenían prohibido viajar fuera del país. “Creemos que sus detenciones han sido orquestadas desde febrero y que están vinculadas a su apoyo a las familias de las mujeres activistas”, afirma la organización. Algunos observadores temen que se trate de un mensaje de Riad contra las presiones internacionales para que libere a las 11 mujeres que desde el pasado marzo están siendo juzgadas por mantener contactos con organizaciones de derechos humanos y periodistas extranjeros.

“Las autoridades temían que Aziza al Yusef, una de las activistas en libertad provisional, pudiera hablar sobre las circunstancias de su detención y en consecuencia han detenido a su hijo, Salah al Haider, para intentar asegurarse su silencio”, interpretan las activistas detrás de la cuenta de Twitter Detenidas Saudíes.

Las tres liberadas (además de Al Yusef, la lingüista y bloguera Eman al Nafjan y la teóloga Rokaya Mohareb) y los garantes que pagaron sus fianzas tuvieron que firmar un compromiso de que no hablarían con la prensa. Además, los hermanos de Loujain al Hathloul, otra de las procesadas, han denunciado que están recibiendo presiones para que guarden silencio sobre su maltrato en detención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *