Cáncer: La hermana de Carolina Cerezo: «Tus impuestos pagan ‘tarjetas b’. Para ti no hay cura»

Categories SaludPosted on

Carolina Cerezo durante una hospitalización (izq). Carolina y Gloria Cerezo en París (der)

«Ves como tus impuestos se gastan en coches oficiales, pensiones vitalicias, ‘tarjetas b’ o cuadros de 80.000 euros», escribe Gloria Cerezo. 

Carolina Cerezo, la malagueña que se convirtió en un icono de la lucha contra el cáncer por pedir que experimentasen con ella, ha fallecido a los 25 años después de dos luchando contra su enfermedad, según ha confirmado la familia a EL ESPAÑOL. El triste desenlace sucedió este 22 de mayo.

La joven publicó el mes pasado una Carta a la Directora del diario El País titulada «Experimenten conmigo». Carolina contaba en el texto que le diagnosticaron en 2017 «un tipo raro de cáncer» y en estos dos años solo había tenido complicaciones.

Buenos días podeís encontrar mi carta en el @el_pais .
Os puedo resumir un poco mi historia:El cáncer interrumpió mi vida cuando iba a cumplir 24 años. No es nada fácil que a esa edad te detecten una enfermedad en la que todo es diversión y no tienes la cabeza para cosas serias. pic.twitter.com/0LxNTA5ges

— carolina cerezo (@carolcerezoo193) May 8, 2019

«No se invierte en investigación»

Carolina Cerezo y su hermana Gloria

Su hermana Gloria de 39 años, que ha sido su gran apoyo en esta lucha, ha hecho llegar a EL ESPAÑOL esta carta a modo de despedida: 

«Con 23 años te dicen que tienes un tipo raro de cáncer que no tiene cura. Te ofrecen directamente cuidados paliativos, augurándote dos meses de vida. Te vuelves loco de pena, rabia, impotencia y dolor. Aún así, gracias a tu enorme fortaleza y al tesón de tu familia que no para de llamar a puertas, consigues que ese par de meses se convierta en año y medio. Mientras tanto, ves como tus impuestos se gastan en coches oficiales, pensiones vitalicias, tarjetas b o cuadros de 80.000 euros. Para ti no existe la cura, lo sentimos pero no se invierte en investigación. Uno de cada tres españoles va a sufrir algún tipo de cáncer a lo largo de su vida, pero eso no parece suficiente. 

Ya no hace falta que experimenten conmigo, quiero decir, con mi hermana Carolina. Ella ya no vive para seguir esperando este tipo de oportunidades que el país donde vive ve innecesarias. 

Hoy le ha tocado a Carolina morir buscando su cura. Mañana la víctima tendrá otro nombre«.

Un mes antes de su fallecimiento Carolina se tomaba esta instantánea en la Plaza de España hispalense. «Es de su última revisión en Sevilla, cuando le dijeron que todo iba sobre ruedas», cuenta su hermana.

Carolina Cerezo, icono de la lucha contra el cáncer, un mes antes de fallecer

[Más información: Muere Carolina Cerezo, la joven de 25 años que pidió que experimentaran con ella].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *