Detenido un español por entrenar a los presuntos asesinos de las turistas escandinavas en Marruecos

Categories Internacional/MundoPosted on

Las autoridades marroquíes no han revelado la identidad del arrestado, a quien consideran «de ideología extremista y violenta»

Las autoridades marroquíes han informado este sábado de la detención de un hombre, con doble nacionalidad suiza y española y que vive en el país magrebí, por su presunta vinculación con los detenidos por el asesinato de las dos turistas escandinavas en una zona montañosa en Marruecos. La Oficina Central de Investigación Judicial (BCIJ, por sus siglas en francés y conocido como el FBI marroquí) ha precisado en un comunicado que el arresto se ha producido en Marrakech y que el detenido, de quien no se ha revelado la identidad, es «de ideología extremista y violenta». Con esta detención. ascienden a 20 los arrestados por el caso.

«La BCIJ ha detenido este sábado a un suizo, con nacionalidad española y residente en Marruecos, por presuntos vínculos con algunos detenidos en relación con la investigación judicial abierta en el caso del asesinato de dos turistas, una noruega y una danesa, en la comuna de Imlil», dice la nota.

Las autoridades de Marruecos ya arrestaron a los cuatro presuntos autores materiales del crimen, que investigan como un atentado terrorista. La danesa Louisa Vesterager Jespersen, de 24 años y su amiga noruega, Maren Ueland, de 28, fueron degolladas el pasado 17 de diciembre a 10 kilómetros de Imlil, localidad que sirve como puerta de entrada a las excursiones y ascensos al Tubqal. Este monte, de 4.167 metros de altura, es una de las mayores atracciones turísticas de Marruecos. Las dos amigas, amantes de los deportes al aire libre y de la naturaleza, cursaban en Noruega estudios de guía turístico y habían planeado pasar un mes en Marruecos, con las Navidades incluidas.

El primer sospechoso fue detenido solo un día después del crimen. Los terroristas grabaron un vídeo en el que prestan lealtad al grupo yihadista Estado Islámico (EI). El vídeo se hizo tres días antes de que se encontrasen los cuerpos de las turistas asesinadas. Además, circuló por las redes sociales otro vídeo en el que se ve cómo degüellan a una de las mujeres.

Según la investigación de la BCIJ, el hombre fue detenido «este sábado en Marrakech, tiene una ideología extremista y violenta». «Es sospechoso de estar vinculado a determinadas personas arrestadas en relación con este caso a las que enseñó a utilizar nuevas tecnologías de comunicación y por entrenarlos» en el uso de armas de fuego, señala el comunicado marroquí.

Asimismo, el organismo judicial marroquí agrega que el detenido participó presuntamente en campañas de reclutamiento de ciudadanos marroquíes y de otros procedentes de países subsaharianos para cometer acciones terroristas en Marruecos contra «intereses extranjeros y elementos de las fuerzas de seguridad», sin dar más detalles. Añade que el detenido, que se suma a los 19 marroquíes arrestados hasta ahora en este caso, planeaba también organizar ataques contra las fuerzas de seguridad para apropiarse de sus armas.

El BCIJ subraya también que este individuo está en detención preventiva, bajo la supervisión de la Fiscalía Antiterrorista, para ser interrogado por sus supuestos planes terroristas. Está previsto que un primer grupo de 15 arrestados por su implicación en ese asesinato terrorista comparezcan mañana ante el fiscal general del Tribunal de Apelación de Salé, jurisdicción que tiene la competencia nacional y exclusiva para investigar los delitos de terrorismo.

Uno de los principales sospechosos, identificado únicamente por las iniciales de su nombre (A.J.), era conocido por los servicios de seguridad y fue condenado en 2013 a dos años de cárcel por intentar viajar a Siria para hacer la yihad e incorporarse al Estado Islámico. El ministro de Interior marroquí, Abdeluafi Laftit, aseguró el pasado lunes ante el Parlamento que este atentado terrorista contra las dos turistas escandinavas fue «un acto aislado» cometido por «lobos solitarios».

Si se confirma la tesis terrorista, este sería el primer atentado islamista reconocido oficialmente por Marruecos desde que en 2011 muriesen 17 personas tras ser atacada una cafetería de la plaza Yemaa el Fna, de Marrakech. El mayor atentado se perpetró en mayo de 2003 cuando varias explosiones en Casablanca acabaron con la vida de 45 personas, entre ellos dos kamikazes. 

Desde el nacimiento del Estado Islámico en junio de 2014, esta organización no había provocado una sola víctima mortal en el país. Y eso a pesar de que Marruecos es uno de los países del que proceden más hombres en los grupos yihadistas de Irak y Siria; hasta 1.669, según el Ministerio del Interior. Desde 2015, la policía ha desmantelado más de 60 células terroristas, 20 de ellas entre 2017 y 2018.

Los ataques al turismo, la segunda fuente de empleo después de la agricultura, no son frecuentes en Marruecos. Para un país cuyo producto interior bruto depende en un 10% de los ingresos del turismo, la seguridad de los visitantes extranjeros es vital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *