Eduardo Zaplana podría volver en las próximas horas a la cárcel

Categories EspañaPosted on

Desde la pasada semana está ingresado en el hospital porque empeoró su estado de salud. La jueza mantiene su intención de rechazar su puesta en libertad, a pesar de la claridad del último informe médico, que aseguraba que su estado era, en palabras textuales, «una bomba de relojería con posibilidad de muerte súbita».

El exministro y expresidente de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana sigue ingresado en el hospital La Fe de Valencia, por noveno día, a la espera de que se le practiquen nuevas pruebas médicas, según han informado fuentes de su entorno.

Zaplana, enfermo de leucemia, fue trasladado la semana pasada a La Fe desde la cárcel de Picassent (Valencia) al empeorar su estado de salud tras siete meses en prisión preventiva por su supuesta implicación en delitos de cohecho, blanqueo de capitales, malversación y prevaricación.

El también expresidente del PP de la Comunidad Valenciana y exdirectivo de Telefónica, de 62 años, se encuentra aislado en el citado hospital, tanto por su condición de detenido como por su situación sanitaria, por lo que sus familiares no pueden visitarle. Desde su ingreso hospitalario, la titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, que dirige el caso Erial, no ha notificado novedad alguna a las partes.

Los abogados han presentado ya, al menos, cuatro recursos -todos ellos rechazados- para pedir su puesta en libertad o el arresto domiciliario alegando un «deterioro acusado» del estado de salud del exministro. Varios dirigentes de prácticamente todo el espectro político han solicitado la puesta en libertad de Zaplana, y hoy el expresidente de Nuevas Generaciones en Valencia José Luis Bayo ha iniciado una campaña de recogida de firmas.

El dirigente popular considera «indignante la injusticia que se está cometiendo con Eduardo, al cual se le está privando del derecho fundamental recogido en el artículo 24 de nuestra Constitución Española, la presunción de inocencia». En su opinión, «no existe igualdad de trato con respecto a otros investigados en procedimientos anteriores», y cita otros casos de impacto mediático, como el del etarra Iñaki de Juana Chaos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *