El cine español resiste en 2018

Categories CulturaPosted on

Los filmes nacionales logran una cuota de mercado del 17,5%, casi idéntica al año anterior

Las salas pierden un 2% de recaudación y entradas vendidas, según Comscore

Tras una larga caminata, el cine español se ha parado. Lo dicen las cifras, aunque no se trata necesariamente de una noticia negativa: los números publicados hoy por la consultora Comscore ofrecen sonrisas y lágrimas, según se quieran analizar. Las películas nacionales recaudaron 102,5 millones en las salas en 2018, lo que supone una cuota de mercado del 17,5%, casi idéntica a la de 2017 (17,4%). La taquilla en general ingresó 585,7 millones, con 97,7 millones de entradas vendidas y un descenso en torno al 2% tanto en recaudación como en espectadores respecto al año anterior.

Y aquí empiezan las interpretaciones. Se puede sostener que el acceso tanto a las salas como al cine español resiste y se mantiene. O incluso celebrar que el terrorífico 2013 —cuando los filmes nacionales recaudaron 70 millones y el cine en general 506— queda como el recuerdo de una lejana pesadilla. Pero también cabe rememorar el récord de 2014 del cine español —supuso una de cada cuatro entradas vendidas— y que la afluencia a las salas en España creció de forma continuada entre 2014 y 2016, hasta alcanzar 101,8 millones de espectadores, y ahora lleva dos años congelada. De ahí que el parón pueda servir para reforzar las certezas actuales, analizar las debilidades y prepararse para un 2019 donde regresan Pedro Almodóvar, Isabel Coixet, Alejandro Amenábar o Paco Plaza, entre otros.

Indudable es, desde luego, el éxito de Campeones: recaudó 19 millones de euros y sedujo a 3,2 millones de asistentes, más del doble que la segunda película española más vista, Superlópez. El filme de Javier Fesser, que encara los Goya como el estatus de favorito y 11 nominaciones, consiguió además escalar hasta la cumbre sin el apoyo de los dos colosos privados de la televisión, Telecinco y Atresmedia, productores de la gran mayoría de los taquillazos recientes del cine español. Todos lo saben, de Asghar Farhadi, es la única otra nominada al Goya a mejor filme que entró en el top ten de recaudaciones. El reino, Entre dos aguas y Carmen y Lola atrajeron a los académicos pero menos al público.

Respecto a otros años, se registra una mayor distribución de los ingresos: a falta de un Ocho apellidos vascos que monopolizara la taquilla, cinco filmes (los otros tres son Perfectos desconocidos, El mejor verano de mi vida y La tribu) superaron el millón de entradas vendidas y hasta 12 recaudaron más de dos millones. La película de Alex de la Iglesia sobre los secretos encerrados en los móviles suma en realidad 20,7 millones, entre 2017 y 2018: es decir, su total supera incluso a Campeones.

El acceso al cine, eso sí, sigue concentrándose sobre todo en un puñado de estrenos. El 70% del público que vio películas nacionales escogió las 10 más exitosas. Y, en general en las salas, uno de cada tres espectadores se entregó a los 10 filmes más taquilleros. Esta lista, por cierto, también está liderada por un español: Juan Antonio Bayona con Jurassic World: El reino caído, que vieron casi cuatro millones de espectadores. Justo detrás, Bohemian Rhapsody, tras un avance arrollador en las últimas semanas del año.

El recuento de Comscore confirma otras tendencias de años anteriores. Un tercio de las entradas se vendió entre Madrid (19,5%) y Barcelona (13,7%). Y el sábado es el día de mayor acceso a las salas y el fin de semana reúne al 58% de las entradas vendidas, precisamente cuando estas son más caras. El miércoles, día del espectador y de descuentos, es la segunda jornada de mayor afluencia.

Frente a ciertas tradiciones, el futuro arroja también incógnitas. Como el potencial de los cines de lujo, una de las apuestas de Yelmo y Cinesa para la supervivencia de las salas. Y, sobre todo, el rol del cine online y de Netflix. Justo hoy la compañía anunció que lanzará 90 películas en 2019, entre ellas las de Coixet y Daniel Sánchez Arévalo. A saber cuántas se verán más allá de Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *