El fichaje más caro, a debate

Categories DeportesPosted on

Coutinho sale a entrenar este sábado para preparar el partido ante el Eibar – Barcelona-Eibar

El rendimiento de Coutinho genera preocupación en el seno del Barcelona

No debe ser nada fácil llevar colgando la vitola de ser el fichaje más caro de la historia del Barcelona o resistir las comparaciones con Andrés Iniesta después de ser nombrado el heredero del excapitán azulgrana. Pero es algo que Philippe Coutinho ya sabía que iba a suceder cuando Josep Maria Bartomeu pagó 160 millones de euros al Liverpool durante el pasado mercado de invierno y aterrizó en el Camp Nou. Ha pasado un año y las dudas sobre el acierto en la millonaria inversión están más que justificadas. Con más calidad que actitud, el cuerpo técnico le cuestiona su apatía sobre el terreno de juego y su poca solidaridad en la presión, elemento indispensable en el esquema de Valverde, que le ha dejado en el banquillo en los últimos cuatro partidos de Liga (Espanyol, Levante, Celta y Getafe), en los que solo ha sumado 64 minutos y ha salido al terreno de juego cuando el choque ya estaba resuelto. No acaba de asentarse en las dos posiciones para las que se le fichó. Arthur y Arturo Vidal cumplen más con el perfil que prefiere Valverde para la demarcación de interior, mientras que Dembélé parece insustituible en el puesto de extremo.

Superado por Dembélé

Precisamente, Dembélé es el espejo en el que le instan a mirarse para superar esta situación. Jon Aspiazu, mano derecha de Valverde, lo desveló este pasado jueves. «A Coutinho le pedimos que sea él mismo. No está quizá al mismo nivel que el año pasado, Dembélé le ha pasado un poquito por encima. Simplemente le pedimos que vaya cogiendo su nivel, que nos va a dar muchas cosas», reconoció el técnico asistente antes de que diera inicio el partido de Copa ante el Levante en el que el brasileño fue titular. En ese partido perdió 17 balones y recibió la crítica unánime de la prensa catalana.

En la Liga no juega de inicio desde el pasado dos de diciembre frente al Villarreal y últimamente sus titularidades se limitan a partidos de poco calado como la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa ante la Cultural Leonesa, el último partido de la fase de grupos ante el Tottenham (el Barça ya era matemáticamente primero y no se jugaba absolutamente nada) y la ida de los octavos de la Copa ante el Levante, en un equipo plagado de suplentes y jugadores del filial.

Esta situación también ha provocado el malestar del propio Coutinho, que considera que merece más protagonismo, y de su entorno, que no ha dudado en criticar abiertamente el planteamiento de Valverde. La respuesta del técnico, desde la elegancia, fue rotunda: « Lo que tienen que hacer los jugadores es trabajar para revertir sus situaciones. Hoy han jugado Coutinho y Dembélé. Y si uno no está contento, tiene que pelear por revertir. Pero vamos, tanto uno como el otro juegan siempre o casi siempre. Coutinho nos da mucho y nos dará mucho. Pero diré lo mismo de Dembélé». Y ayer abundó en la tesis que el francés y el brasileño «pueden jugar juntos».

Hoy, suplente ante el Eibar

Con Coutinho bajo lupa llega el partido ante el Eibar, en el que salvo sorpresa, el brasileño volverá a ser suplente. El Barcelona tratará de sumar su sexto triunfo consecutivo tras una buena racha de victorias en la que suman 15 goles y solo han encajado uno, lo que le ha permitido consolidarse en el liderato y proclamarse campeón de invierno. No parece que vayan a tener excesivos problemas para ganar un Eibar que tiene en Cucurella uno de sus hombre fuertes. El canterano azulgrana fue el descartado este pasado verano por Valverde, que prefirió a Miranda como lateral izquierdo, y ahora se ha asentado como interior a las órdenes de Mendilibar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *