El lado más oscuro de fútbol italiano

Categories DeportesPosted on

Los juveniles y el masajista del Pro Piacenza ante del partido ante el Cuneo – Fútbol

La farsa de partido entre el Cuneo y el Pro Piacenza pone ante el escaparate las miserias de las categorías inferiores

Fue un encuentro desigual en la Serie C italiana en el que se enfrentaron once hombres contra seis juveniles y un masajista, y, como se puede intuir, la «broma» acabó en una goleada de escándalo. La humillante derrota del Pro Piacenza, que el domingo alineó un equipo de circunstancias debido a sus problemas económicos y acabó perdiendo 20-0 ante el Cuneo, provocó el estupor y la indignación general entre los aficionados de todo el país. Un enfrentamiento que ha levantado la alfombra y ha puesto ante el escaparate el lado oscuro de los impagos que se vive en las categorías inferiores del fútbol en Italia y la necesidad de establecer nuevas normas que protejan a los futbolistas. Las consecuencias de ese amago de partido, un entrenamiento con público, no tardaron en llegar y el juez deportivo de la Serie C excluyó este lunes al Pro Piacenza de la competición.

El partido resultó tan surrealista como la situación vivida por la plantilla en los últimos meses. Sin sueldo desde agosto, imposibilitados a pagar los alquileres de sus casas y sin perspectivas futuras, muchos jugadores del Pro Piacenza se desvincularon del club norteño el pasado enero, en busca de nuevos equipos y de un trabajo regularmente compensado. Por eso, el conjunto piacentino, que no se había presentado a los tres últimos partidos al encontrarse al borde la quiebra, saltó el domingo al estadio Paschiero de Cuneo con seis juveniles más un masajista. Una decisión al límite de las reglas tomada para evitar su descalificación del torneo por parte de la Federación de Fútbol italiana (FIGC). La argucia no sirvió para nada, solo para que los jóvenes futbolistas pasaran el peor trago de su vida deportiva, porque el club fue expulsado este lunes de la Serie C. Una contundente medida que había solicitado el presidente de la Asociación de futbolista italianos (AIC), Damiano Tommasi, al entender que el Pro Piacenza «jugó con la dignidad de los demás», al alinear a un equipo compuesto por juveniles.

Una categoría profesional

El calvario del Pro Piacenza llama más aún la atención al recordar que la Serie C es una categoría profesional en Italia, aunque en ella existen reglas claras que impidan que se produzcan casos el del domingo. Tommasi, a través de las redes sociales, se mostró contundente y pidió que no vuelvan a repetirse casos similares en el fútbol italiano, por lo que reclamó un cambio en la reglamentación para preservar el fútbol. «20-0 es jugar con la dignidad de los demás. En las categorías profesionales no es admisible empezar un partido sin el equipo completo. Hay que cambiar las reglas. Cambiémoslas lo antes posible, porque si confiamos en el criterio de directivos y empresarios será cada vez peor», escribió.

Un dardo directo contra Maurizio Pannella, presidente del Pro Piacenza y dueño de la compañía de electrodomésticos que hasta el año pasado era el principal patrocinador de la camiseta del Lazio, equipo de la Primera División italiana.

El enfado por la humillación a la que fueron sometidos los jóvenes del Pro Piacenza llegó también a los políticos. «Es una vergüenza inaudita lo que pasó en Cuneo. La humillación de los siete juveniles del Pro Piacenza es algo que no quiero volver a ver», afirmó Giancarlo Giorgetti, subsecretario para la Presidencia del Gobierno. Y fue más allá: «Hay que garantizar el respeto de las normas y, de paso, la prohibición de participación en los campeonatos para los clubes que no cumplen con las reglas».

Poco después, llegó el comunicado del juez deportivo de la Serie C anunciando una multa de 20.000 euros y la expulsión de la competición del Pro Piacenza, colista con ocho puntos y ganador de un solo partido en los últimos diez. Además, anuló la derrota 20-0 registrada en el partido del domingo en Cuneo y ordenó que el resultado oficial sea un 3-0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *