El lustro dorado de los clubes españoles

Categories DeportesPosted on

Los equipos nacionales han ganado 19 de los 20 títulos posibles en los últimos cinco años. Hegemonía que coincide con uno de los periplos más discretos de la selección española

La resaca por el éxito de la selección española en su época más dorada no le sentó bien al fútbol nacional. Tras aquel periplo exitoso, que se cerró con el triunfo en la Eurocopa de 2012, llegó un año gris para los clubes del país. Un 2013 nefasto en el que, por primera vez en años, no hubo ni siquiera finalistas en ninguna de las competiciones europeas. Mancha que ha dejado paso a un lustro de dominio casi total en el continente, donde solo el Manchester United ha sido capaz de evitar un pleno total del fútbol español en las competiciones europeas y en el Mundial de clubes.

El conjunto inglés, campeón de la Europa League en 2017, se ha colado en medio del éxtasis nacional. Único traspié de los clubes españoles, que, con la victoria del Real Madrid en Abu Dabi, han acaparado todos los títulos posibles menos el conseguido por los «diablos rojos» el año pasado. «No sé si hay un secreto para ese éxito sin precedentes. Lo que está claro es que el dominio está ahí y que los datos no dejan lugar a la duda. Puede que el carácter colectivo del fútbol español explique en parte ese periplo triunfal. Aquí, el gran trabajo técnico y táctico se apoya en un espíritu colectivo que tarde o temprano termina dando sus frutos», afirma a ABC Vicente del Bosque, seleccionador durante buena parte de estos años de bonanza.

El Real Madrid ha sido la punta de lanza de este lustro de alegrías. Los blancos han ganado once de los 19 títulos levantados por los equipos españoles en estos cinco años. Le siguen el Barcelona y el Sevilla, con tres, y cierra la cuenta el Atlético de Madrid con su doblete -Europa League y Supercopa- en este 2018 que baja el telón. «Que haya tantos que aspiren a ganar habla muy bien de la Liga. Aquí no es cosa de un solo conjunto, como quizá ocurre en otros países. En España hay varios equipos de altísimo nivel», explica el salmantino, para el que la buena organización interna de los clubes redunda también en ese éxito.

Coincide con él Ginés Meléndez, durante años responsable de las secciones inferiores de la selección hasta hace pocos días. Por eso es uno de los técnicos que mejor conoce la trastienda del fútbol nacional. Voz autorizada para buscar una explicación a este ciclo glorioso. «Creo que no es algo de los últimos cinco años, sino que hay que mirar más atrás. A lo largo de este siglo, el dominio español en el fútbol ha sido brutal, tanto en categoría profesional como en las de formación. Hemos arrasado y así lo corroboran los datos. Creo que, si hubiera que buscar un origen, habría que hacerlo en el cambio de los sistemas de juego y en la formación de entrenadores. En ese sentido, hemos sabido encontrar un modelo ideal en el que se ha fijado medio mundo», señala Meléndez.

El técnico hace hincapié en el trabajo de formación por encima de la fortaleza económica a la hora de explicar los triunfos. «Si fuera una cuestión de dinero serían los equipos ingleses los que estarían arriba. Clubes como el PSG o el Manchester City tienen más recursos y hasta ahora no han ganado. Cada vez están más cerca, pero eso también es porque han invertido en formación», matiza el técnico.

Como si fueran vasos comunicantes, este lustro de felicidad de los clubes españoles no se ha reflejado en la selección. «No creo que sea incompatible una cosa con la otra. Al contrario. Nosotros siempre nos apoyamos en lo bien que lo hacían los equipos españoles para impulsar el equipo nacional. Luego ya es imposible estar ganando siempre. Si en 2014 y 2016 no pudimos vencer no creo que fuera porque los jugadores llegaran muy cansados al Mundial de Brasil o a la Eurocopa de Francia», apunta Del Bosque.

Estrellas extranjeras

La presencia de Messi y Cristiano Ronaldo en la Liga durante estos años explica una parte de este éxito, aunque para el exseleccionador ellos dos son solo una parte y no el núcleo principal de los triunfos. «Los extranjeros vienen a los equipos españoles por lo bien que se hacen aquí las cosas. Son parte del éxito, pero todos estos títulos no son por Messi o Ronaldo. Hay otros muchos extranjeros muy buenos como Modric, Suárez o Griezmann y todos ellos se apoyan en jugadores españoles de gran calidad», indica sobre el último ingrediente de un cóctel que ha llevado a los clubes españoles a dominar el fútbol desde 2014.

Panorama que, visto lo visto en la primera fase de la Champions y la Europa League, amenaza con perpetuarse muchos años más. Solo queda que esas alegrías puedan volver a contagiar a la selección como ocurría una década atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *