El Parlamento Europeo descarta que le afecte la prórroga del Brexit

Categories Internacional/MundoPosted on

El servicio jurídico de la Cámara concluye que la legislatura arrancará sin problemas aunque Reino Unido siga siendo socio de la UE y no participe en los comicios del 26 de mayo

La posible prórroga del Brexit no pondrá en peligro la constitución ni la actividad del próximo Parlamento Europeo, tanto si Reino Unido participa en las elecciones europeas de mayo como si no. Esa es la conclusión del servicio jurídico del Parlamento, que descarta cualquier riesgo legal si la próxima legislatura arranca con Reino Unido todavía como miembro de la UE pero sin europarlamentarios británicos.

El contenido del informe jurídico, al que ha tenido acceso El PAÍS, refuerza la posibilidad de un aplazamiento del Brexit, previsto inicialmente para el próximo 29 de marzo. Por primera vez, el servicio jurídico de una de las instituciones comunitarias descarta que el aplazamiento del Brexit pueda suponer una peligrosa complicación legal para el resto de socios comunitarios.

La Comisión Europea se resistía hasta ahora a una prórroga de varios meses por temor a que pudiera interferir con las elecciones europeas del 26 de mayo y pusiera en riesgo la legalidad de la futura legislación comunitaria.

Pero la valoración de los juristas del Parlamento se desmarca de la Comisión y apunta que el retraso del Brexit más allá del 26 de mayo no arrojará ninguna sombra de duda sobre la labor parlamentaria. Si Londres no convoca las elecciones, los posibles litigios afectarán al Reino Unido, no a la UE, apunta el informe.

Pero los juristas van aún más lejos y señalan que la legislatura podría arrancar sin ningún problema incluso si la prórroga del Brexit va más allá del 2 de julio, fecha de constitución del nuevo Parlamento, y los británicos se quedan sin votar.

«Incluso en el caso de que Reino Unido no celebre elecciones, esto no impediría que el Parlamento Europeo quedase constituido de manera válida», señala el documento.  El texto recuerda que el Parlamento se puede constituir aunque todos los escaños no hayan sido todavía asignados.

Una vez constituido, con o sin parlamentarios británicos, «el Parlamento estará capacitado para ejercer sus competencias como marcan los tratados», señala el documento. «Y consecuentemente», rematan los juristas, «los actos legales adoptados solo por el Parlamento Europeo o junto a otras instituciones de la UE serían válidos».

El Gobierno de Theresa May ha admitido la posibilidad de una prórroga si el próximo 14 de marzo aún no ha logrado el apoyo del Parlamento británico para ratificar el acuerdo de salida pactado con los socios comunitarios.

La UE se muestra abierta a conceder esa prórroga siempre y cuando sea para concluir la tramitación de la salida y no para reiniciar la negociación del acuerdo. La duración de esa prórroga técnica se veía afectada por el calendario electoral, que podría obligar a Reino Unido a participar en los comicios europeos si el 26 de mayo sigue siendo miembro de la UE.

El servicio jurídico del Europarlamento confirma esa obligación de convocar las elecciones, recogida tanto en el Tratado de la UE (artículo 10.2) como en la ley electoral europea de 1976. Pero los juristas concluyen que el riesgo de litigios que desencadenaría la no convocatoria de elecciones solo afectaría al propio Reino Unido, que podría ser demandado por la Comisión Europea, por otro Estado miembro o por ciudadanos británicos y europeos residentes en territorio británico.

Cinco escaños de España en juego

La continuidad del Reino Unido como miembro de la UE también tendría una repercusión práctica en la composición del nuevo Parlamento, porque no se podrían repartir sus antiguos escaños (de los que cinco han pasado a España).

Los juristas del Parlamento señalan que, en caso de que Reino Unido siga en la UE el día 2 de julio, la asignación de escaños se hará sobre la base del reparto actual, que otorga a España 54 eurodiputados. España, como los otros 13 países beneficiados por el reparto de escaños tras la salida del Reino Unido, tendrán que esperar a que se consume el Brexit para cubrir esos puestos adicionales. Un contratiempo político pero que no impedirá el arranque de la novena legislatura europea con o sin Brexit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *