El sudoku de las votaciones indicativas sobre el Brexit en el Parlamento británico

Categories Internacional/MundoPosted on

Westminster busca este miércoles un consenso para concretar la salida del Reino Unido de la UE

Para el resto del planeta, es lógico pensar que los parlamentarios británicos han perdido el escaso sentido práctico que les quedaba y se han entregado a la locura. Para los británicos, amantes de las apuestas, el sudoku al que se enfrenta en la tarde de este miércoles Westminster es todo un desafío.

El Parlamento utilizará el sistema de las “votaciones indicativas” para tratar de dilucidar qué alternativa al plan del Brexit de Theresa May reúne mayor consenso. El Gobierno, que ha aceptado la votación a regañadientes y acusa a sus impulsores de quebrar el orden constitucional histórico que otorga al Ejecutivo la prerrogativa de marcar la agenda de la Cámara, se inclina por no imponer disciplina de voto y que sus ministros se pronuncien con libertad. A partir de las ocho de la tarde, hora de España, los parlamentarios se retirarán a los dos pasillos adyacentes a la cámara (la distribución se ha hecho alfabéticamente, por apellidos) y tomarán una papeleta verde con las ocho opciones seleccionadas por el presidente del Parlamento, John Bercow. Pueden marcar la casilla del sí o del no en todas las opciones que deseen. Al final del día, se hará el recuento y se comprobará cuál de todas ellas aglutina más apoyo. A partir de ahí, se marcarán nuevos días de debate para seguir avanzando.

Estas son las alternativas seleccionadas:

  • Moción B. abandonar la UE sin acuerdo el próximo 12 de abril, la nueva fecha fijada por el Consejo Europeo.
  • Moción D. es el llamado “modelo noruego”. Permanencia en el Mercado Interior, acuerdo aduanero, pertenencia a la Asociación Europea de Libre Comercio.
  • Moción H. Es el “modelo noruego” anterior, pero sin acuerdo aduanero. Pertenencia al Area Económica Europea.
  • Moción J. Brexit semicompleto, pero con pertenencia a la unión aduanera.
  • Moción K. El texto defendido por el Partido Laborista. Unión aduanera, alineamiento con las normas del Mercado Interior y con las regulaciones de la UE en materia social y laboral.
  • Moción L. Revocación del artículo 50 del Tratado de Lisboa. En lenguaje llano, volver a la casilla de salida y abandonar el proceso del Brexit.
  • Moción M. Cualquier acuerdo de retirada, cualquier plan del Brexit respaldado por el Parlamento, deberá ser sometido a una consulta ciudadana.
  • Moción O. Si no se aprueba ningún acuerdo del Brexit, se solicitará una prórroga a la UE de extensión suficiente como para comenzar a negociar de cero un nuevo acuerdo comercial.

 La sesión de descarte puede tener resultados sin mayoría, que varias opciones consigan consenso o que haya mayoría para todas las opciones. Las votaciones no obligan legalmente al Ejecutivo, como se han encargado de advertir los ministros de May, pero desobedecer el mandato del Parlamento colocaría a la primera ministra en una delicada posición constitucional. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *