Enric Gallego, del camión a la cima del fútbol

Categories DeportesPosted on

Enric Gallego posa con la camiseta del Extremadura en el campo del Cornellá – Fútbol

El delantero lograba debutar con 32 años en Segunda división, donde es Pichichi, y ahora está a punto de saltar a un club de la élite

El Extremadura rompió el mercado en enero de 2018 para contratar a Enric Gallego, un goleador treintañero forjado en los campos de tierra que despuntaba con el Cornellá en Segunda B tras compaginar durante años su pasión por el fútbol con trabajos modestos. El conjunto de Almendralejo, que militaba en esa misma categoría, abonó los 200.000 euros de su cláusula de rescisión, una cantidad prohibitiva para las cifras que se mueven en el tercer escalón del fútbol español. Una operación arriesgada que tuvo final feliz porque el equipo azulgrana acabó celebrando el ascenso ayudado por el acierto de un delantero que de niño idolatraba a Ronaldo Nazario. Doce meses después de aquel llamativo fichaje y tras debutar en Segunda división ya con 32 años, el atacante es pretendido por clubes de la Liga para reforzarse en este mercado invernal. Rayo Vallecano y Espanyol han tocado a su puerta, aunque el Huesca parece que será su próximo destino.

A Enric Gallego, un veterano que sigue disfrutando como un juvenil, nadie le ha regalado nada en el mundo del fútbol. Durante años batalló en los campos de la Regional y de la Tercera división catalana mientras alternaba los entrenamientos trabajando como camionero, albañil, repartidor o teniendo a punto las bicicletas de una empresa. Pese a las dificultades, Gallego nunca bajó los brazos y en la campaña 2013-14 por fin comenzó a poder comer de sus goles al fichar por el Badalona en Segunda B, ya con 27 años. «Además de un gran futbolista, es humilde y muy trabajador. Es el típico delantero que tiene la portería entre ceja y ceja», explica a este periódico Jordi Roger, el técnico que le entrenó en el Cornellá entre 2014 y 2018.

En la presente temporada, la de su estreno en el fútbol profesional, Enric Gallego continúa una progresión que llama la atención porque figura como Pichichi de Segunda con 15 tantos. Su acierto con el Extremadura ha despertado el interés de Huesca, Rayo y Espanyol, aunque los que le conocen no se sorprenden del éxito de este obrero del balón. «Su progresión puede sorprender, pero no por sus enormes cualidades. Llama la atención porque hace solo un año estaba en Segunda B y ahora está a punto de jugar en Primera. Pese a su edad, tiene fútbol para rato porque se cuida mucho y se encuentra en su plenitud», asegura Jordi Roger, ahora en el banquillo de la Balompédica Linense.

«No he visto otro mejor»

El centrocampista senegalés Abdoulaye Fall realizó el camino contrario que Gallego al firmar por el Cornellá en 2017 procedente del Extremadura. Aunque compartió vestuario solo unos meses con el goleador, no tardó en darse cuenta de su potencial. «Desde que llegué a España hace siete años, no he visto un delantero mejor que él, tiene una enorme facilidad para hacer goles. Además, es humilde y un gran compañero», afirma en su conversación con ABC.

Jordi Roger y Fall coinciden al asegurar que el delantero exhibe en el fútbol profesional las mismas cualidades que acabaron provocando su éxito en Segunda B, donde la temporada pasada marcó 18 goles en los 19 partidos que disputó con el Cornellá. «Tiene una zancada muy potente. Lucha los 90 minutos y no da un balón por perdido, es un auténtico incordio para los centrales», destaca el preparador.

Con una cláusula de rescisión de 4 millones, el Extremadura dejará salir a Enric Gallego por la mitad, una operación redonda económicamente, pero que deportivamente dejará un enorme vacío en el ataque del conjunto azulgrana. «Enric es el ejemplo de que la ilusión te puede llevar a cumplir el sueño. Todos nos tenemos que mirar en su ejemplo, trabajar duro, ser humildes y tener hambre para poder llegar a lo más alto. Estoy muy feliz por su salto a Primera», afirma su excompañero. El Huesca, si no hay cambio de planes, será su nuevo club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *