Israel lanza una operación para destruir túneles de Hezbolá en la frontera con Líbano

Categories Internacional/MundoPosted on

Netanyahu se reúne con el secretario de Estado de EE UU en Bruselas. España tiene más de 600 soldados desplegados en la fuerza de la ONU en la frontera

El Ejército de Israel ha lanzado en la madrugada de este jueves una operación militar a gran escala para destruir los túneles de ataque que dice haber descubierto en la frontera con Líbano. El comunicado militar que anuncia la llamada Operación Escudo del Norte atribuye la excavación de los pasadizos a la guerrilla chií Hezbolá, con la que Israel mantuvo una guerra abierta durante 33 días en el verano de 2006.

Los tambores de guerra vuelven a resonar en la Alta Galilea. Poco antes, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, se había reunido en Bruselas en la noche del lunes con el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, para informarle sobre el presunto rearme de Hezbolá con misiles de precisión enviados por Irán. España mantiene desplegados a más de 600 soldados en la frontera israelí en el sur de Líbano desde 2006 dentro de la FINUL, la fuerza de interposición de Naciones Unidas, en su contingente militar más numeroso en el exterior.

La operación militar anunciada por los portavoces de las Fuerzas Armadas israelíes tiene como objetivo la destrucción de varios túneles que penetran desde Líbano, cuyo número no ha sido precisado, “dentro del territorio de Israel”, pero sin atravesar en ningún momento la frontera. Los pasadizos cuentan con salidas de emergencia, generadores de electricidad y sistemas de ventilación.

El Ejército ha enviado refuerzos al norte de Galilea y ha declarado “zona militar cerrada” varios municipios fronterizos como el de Metula, que se halla en el mismo límite de separación. La población civil, sin embargo, no ha recibido instrucciones sobre un estado de alerta en la llamada Línea Azul, que divide ambos países con muros, vallas y alambradas.

“Estamos preparados para cualquier eventualidad”, aseguró uno de los portavoces castrenses. “Los túneles de ataque transfronterizos, que han sido descubiertos por el Ejército antes de que pudieran estar en servicio, suponen una amenaza para la seguridad de la población civil israelí y Constituyen una flagrante violación de la soberanía de Israel”.

El Estado Mayor israelí considera que la milicia proiraní Hezbolá comenzó a diseñar con medios y financiación de Teherán las estructuras subterráneas tras la guerra de 2006, y que compartió información con Hamás, el movimiento islamista que controla la franja de Gaza desde hace más de una década, sobre técnicas de excavación de túneles. También sostiene que los pasadizos tienen su origen en zonas habitadas, lo que pone en grave peligro a la población civil del sur de Líbano.

Israel ha reforzado con altos muros de cemento la frontera en los últimos meses, lo que ha provocado la protesta del Gobierno de Beirut por ocupar presuntamente parcelas de territorio libanés. El Gobierno israelí hace responsables a las autoridades libanesas de lo que ocurra dentro de su país, aunque reconoce que el Ejército libanés no controla de hecho la frontera del sur. Israel acusa también a Hezbolá de violar la resolución 1.701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que aprobó por unanimidad un alto el fuego tras la guerra de 2006, e incrementó el despliegue de una fuerza de internacional de interposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *