La base del tenis sigue podrida

Categories DeportesPosted on

Tenis

Pese a las charlas de formación que reciben los tenistas, las operaciones policiales no cesan en los Future y Challenger por amaños y apuestas

La base del tenis profesional sigue turbia en España, casi podrida al decir de determinadas fuentes de la investigación. Un nuevo episodio de amaño de partidos o secuencias del juego derivado de las apuestas y las conexiones con las mafias rusas desembocó ayer en una operación de la Guardia Civil llevada a cabo en nueve provincias y en la que fueron detenidas catorce personas. Ningún apellido potente del tenis está involucrado en esta acción dirigida por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, y que se ha centrado, como otras veces, en el punto de abastecimiento de la corrupción en el tenis español, los torneos Challenger y Future, la segunda división del tenis.

La investigación venía de tiempo atrás y se ha activado ahora a partir de la intervención de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid contra una trama a la que se le atribuye, entre otros, delitos de organización criminal, blanqueo de capitales y estafa continuada.

El caladero perfecto

Hace casi dos años el grupo de fraude económico y blanqueo de capitales de la Guardia Civil detuvo a 34 personas implicadas en amaños de partidos y apuestas ilegales. Fue la primera operación a gran escala en el tenis, en el ámbito de los Futures, torneos de escaso rango que son casi certámenes promocionales y que reparten poco dinero en premios para los jugadores (oscila de 25.000 a 15.000 dólares según la categoría) y pocos puntos para el ranking ATP (entre 35 y 18 para el ganador). Hay más de 370 torneos Future por el mundo, de los cuales una cuarentena se celebra en España.

Los Challenger se encuentran un escalón por encima de los Future, penúltimo segmento del tenis profesional por detrás de los ATP 250, ATP 500, ATP Masters 1.000 y los célebres cuatro gigantes del Grand Slam.

Ambos presentan un tipología común. No se disputan en grandes recintos, sino en pistas de clubes locales, muchas veces sin gradas y casi siempre con poco público: familiares, curiosos y ojeadores. Tienen poca resonancia en los medios y suponen un impulso para los tenistas jóvenes. Son el caladero perfecto para las mafias, que han depositado sus tentáculos en ellos. Es más fácil arreglar cualquier situación de juego (servicios ganados o perdidos, juegos, breaks, sets o partidos) para las apuestas que en el fútbol, ya que solo se necesita la intervención de una o dos personas.

Fuentes consultadas por ABC indican que los agentes del orden han impartido en los últimos tiempos charlas preventivas en clubes de tenis, en recintos deportivos y en áreas de influencias de este deporte para alertar a los jóvenes tenistas del peligro que supone dejarse embaucar por las mafias rusas y asiáticas.

Durante los últimos meses, tanto policías como guardias civiles y otros estamentos oficiales han dedicado jornadas de formación con los tenistas que suelen concursar en los Future y los Challenge. Y el retorno que han recibido les ha resultado convincente en primera apariencia, pero la realidad dicta lo contrario. La intervención policial de ayer demuestra que las casas de juego siguen activando alertas cada vez que detectan alguna desviación anormal en un partido. El BFDS (Betting Fraud Detection System), sistema que monitoriza las apuestas, dice que las trampas continúan en el eslabón más bajo del tenis español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *