La decisión de Irán de suspender parte del pacto nuclear pone en alerta a las principales potencias

Categories Internacional/MundoPosted on

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, asegura que no permitirá que Teherán consiga armas atómicas mientras Rusia muestra su apoyo al régimen de los ayatolás y culpa a EE UU de la situación

El anuncio de Irán de cancelar parte de los compromisos alcanzados en el acuerdo nuclear de 2015, en plena escalada de tensión con Estados Unidos, ha puesto en alerta a las potencias internacionales. Israel, enemigo del régimen de los ayatolás, ha sido de los primeros en posicionarse. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha asegurado este miércoles que su país no dejará que Teherán se haga con armas nucleares. «No permitiremos que Irán logre hacerse con armamento nuclear. Continuaremos luchando contra quienes nos matarían», ha asegurado el mandatario en un discurso con motivo del Día de los Caídos en Israel. 

El presidente iraní Hasan Rohani ha revelado que Teherán deja de limitar sus reservas de agua pesada y de uranio enriquecido, tal y como se habían comprometido en el pacto firmado con EE UU (bajo la administración de Barack Obama), Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China. Esta decisión se ha producido justo un año después de que el nuevo mandatario estadounidense, Donald Trump, se saliera del acuerdo.

Rohani ha dado un plazo de 60 días al resto de países signatarios para seguir los dictámenes de Estados Unidos o salvar el pacto cumpliendo con el compromiso de ayudar a Irán, sobre todo en lo que respecta al petróleo y al sistema bancario, lo que supondría violar las sanciones estadounidenses. 

La ministra de Defensa de Francia, Florence Parly, ha advertido al régimen de los ayatolás que tendrá que hacer frente a más sanciones si no cumple con su compromiso y finalmente reactiva su programa nuclear. China, otro de los países firmantes, ha apelado a la necesidad de mantener el pacto. «Mantener y aplicar el acuerdo es la responsabilidad de todas las partes», declaró la prensa el portavoz de la diplomacia china, Geng Shuang.

Los inspectores de la ONU aseguran que Teherán ha seguido cumpliendo con el acuerdo nuclear durante este año, tras la retirada de Washington. El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamed Yavad Zarif, ha dicho este miércoles desde Moscú que, después de «un año de paciencia», Teherán ha tenido que actuar por las presiones de EE UU.

El jefe de la diplomacia iraní ha reconocido también que los cinco países del acuerdo tienen un margen «estrecho» para poder mantener el pacto. Zarif ha declarado que sólo Rusia y China apoyan a Teherán. El ministro de exteriores iraní se ha reunido este miércoles con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov en Moscú. Este último ha recalcado que el Kremlin valora el compromiso de Irán con el pacto y cargas las tintas contra la «presión irracional» que sufre Irán por parte de Washington para justificar su decisión de suspender parte del acuerdo.

El ministro de Asuntos Exteriores español en funciones, Josep, Borrell, ha destacado que «afortunadamente», Irán no ha dado por roto el acuerdo y ha hecho hincapié en que «hay que evitar una ruptura definitiva».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *