La mala planificación abre un agujero en el Barcelona

Categories DeportesPosted on

Samuel Umtiti en un partido entre el Barcelona y el Valencia – Fútbol

El descanso de Piqué ante el Villarreal deja en evidencia las carencias del Barcelona

Se le reclamaba a Ernesto Valverde que dosificara a su plantilla y rotara a los titulares pensando en el partido del sábado ante el Atlético y del miércoles ante el United, pero nadie podía imaginar que la suplencia de Gerard Piqué, que había jugado todos los minutos ligueros, dejara en evidencia las carencias defensivas del Barcelona, en buena parte achacables a una deficiente planificación deportiva. Al margen del mal estado de forma de Umtiti, lejos de aquel central al que se le mejoró sustancialmente el contrato este verano por miedo a que se marchara, el equipo ha mostrado su talón de Aquiles ante la falta de recambios de garantías. Quedó patente ante el Villarreal, ante el que se encajaron cuatro goles y frente al que jugaron dos centrales zurdos (Umtiti y Lenglet), algo poco habitual. Thomas Vermaelen, cuarto central y también zurdo, fue el descartado. Para aderezar el despropósito, Jeison Murillo, defensa diestro por el que se pagaron dos millones en este pasado mercado invernal, se quedaba en la Ciudad Condal por enésima vez, dejando patente que no entra en los planes de Valverde y confirmando el despropósito y despilfarro de la secretaría técnica.

A ellos se une Todibo, otro central que iba a llegar gratis este próximo verano pero por el que se abonaron un millón de euros más otros en variables para adelantar su incorporación. No solo no ha debutado sino que se valora la posibilidad de cederle en junio para que muestre sus posibilidades de jugar en el Barcelona. El despropósito llevó a fichar hace un año a Yerry Mina, por el que se pagaron 11,8 millones de euros y que solo jugó cuando la Liga estaba decidida para elevar su precio a la hora de venderle en junio.

La mala planificación alcanza también a los laterales. Por la derecha, uno centrocampista reconvertido como Sergi Roberto le disputa la titularidad a Semedo, mientras que por la izquierda, el recientemente renovado Jordi Alba no tiene recambio. Las evidencias han reactivado el interés del Barça por Matthijs de Ligt, objetivo prioritario para la próxima temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *