La televisión pública afina su voz de la conciencia

Categories TV/TelevisiónPosted on

Los canales de RTVE se abren un hueco entre plataformas y cadenas privadas aprovechando contenidos de temática social

La otra mirada no fue un éxito. Esta serie sobre una escuela de señoritas en la Andalucía de los años veinte, de tramas marcadamente feministas, pasó por La 1 de abril a junio del año pasado con un flojo 9% de cuota de pantalla, mientras Telecinco cosechaba las fastuosas audiencias de su Supervivientes más visto hasta la fecha. En cualquier cadena privada, la serie hubiera quedado irrevocablemente ahí. “Y de hecho estuvimos mucho tiempo con la duda de si renovarla o no”, explica Fernando López Puig, director de contenidos de TVE. “Pero tenía tan buena acogida en redes y en crítica, y también había ganado varios premios [entre ellos el Ondas para su protagonista, Patricia López Arnaiz], que nos resistíamos. Y también porque representaba los valores que debería tener una televisión pública”.

La serie se había estrenado antes de la moción de censura al gobierno de Mariano Rajoy. Era un proyecto del equipo anterior al actual. Pero encarnaba los valores que la nueva administradora única, Rosa María Mateo, quería en la televisión pública: “Libertad, igualdad, justicia, respeto, tolerancia, participación y pluralidad”, como ella misma había dicho tras asumir el cargo a principios de agosto. Las tramas de los años veinte resonaban en la actualidad: el final de temporada, por ejemplo, trataba sobre una sentencia demasiado laxa a una cruel violación, apenas meses después de que el veredicto del caso de La Manada llenase las calles de mujeres. En octubre, TVE anunció la nueva temporada. El equipo de guionistas, que antes era mixto, pasó a ser totalmente integrado por mujeres, algo inédito en España. “No fue algo premeditado, solamente le dimos libertad de elección a la jefa de guionistas, Alba Lucio. Pero tampoco está mal. Los hombres podemos hacer el ejercicio de ponernos en la piel de las mujeres pero nunca podremos contar del todo sus historias” alega Aitor Montanchez, productor ejecutivo de la serie.

Esa nueva temporada se estrenó a finales de mayo con mejores números; y este lunes logró una pequeña victoria. Hizo un 10,1% de cuota de pantalla. Su gran rival, la serie de Telecinco Brigada Costa del Sol, un 9,8%. La otra mirada había sido ficción más vista de la noche. Por un pequeño margen y quizá por única vez, pero la mejora estable de su audiencia le ha llevado hasta ese hito. Que una cadena pública apueste por contenidos sociales no es nuevo; lo nuevo es que vayan mejor que el año pasado mientras la televisión generalista pierde espectadores por culpa de las plataformas. RTVE venía de ver cómo su Proyecto Arkano, donde el rapero Arkano trataba cuestiones como bullying, no levantaba cabeza.

También La 2 se ha llevado una alegría al emitir una serie de documentales de 40 minutos sobre la historia LGTBI producidos originalmente para su plataforma digital, Playz. Nosotrxs Somos se estrenó en la cadena el 27 de mayo, prácticamente a medianoche, uno de los puntos más adversos de la programación. Logró un 1,7% de cuota de pantalla, lo que, dado el horario y la temática, no deja de ser más de lo que le tocaba. “Fue mejor que otros contenidos que hemos rescatado del digital para emitir en la televisión lineal”, admite López Puig. “Siempre buscamos que haya un componente social pero eso a veces te lleva a apostar más por la calidad de los resultados que por su cantidad”.

Nosotrxs Somos —también desarrollado por el equipo anterior y reutilizado por el actual— ahonda en los puntos ciegos de la historia de la lucha LGTBI en España. “Tú sabes quién es Harvey Milk, pero no los que se dejaron la cara por la lucha del Sida en España”, resume César Vallejo, su director. Tendrá siete capítulos, como colores tiene la bandera LGBTI. El último se emitirá con la llegada del Orgullo a finales de mes. “Lo importante es que el contenido social del programa esté en el titular”, prosigue López Puig. “El ministerio del tiempo también tenía temática social, pero en ciertos contenidos queremos que tenga más peso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *