La UE rechaza el “ultimátum” de Irán sobre el acuerdo nuclear

Categories Internacional/MundoPosted on

Las potencias europeas subrayan su apoyo al pacto y piden a Irán que se «abstenga de cualquier escalada»

La Unión Europea, y los ministros de exteriores de Alemania, Francia y Reino Unido, han mostrado este jueves su respaldo al acuerdo nuclear con Irán, pero han rechazado cualquier «ultimátum» de Teherán para mantenerlo vivo.

«Rechazamos cualquier ultimátum y evaluaremos el cumplimiento de Irán con sus compromisos nucleares», advirtieron Alemania, Francia y Reino Unido así como la Alta Representante de la UE para Política Exterior, Federica Mogherini, en una declaración conjunta. Irán les dio 60 días para aliviar los efectos de las sanciones estadounidenses en su contra, en particular en los sectores petrolero y bancario.

Los países europeos también expresaron su gran «preocupación» después de la decisión de Teherán de liberarse de dos compromisos tomados en el marco del acuerdo internacional sobre su programa nuclear, del cual se salió Estados Unidos hace un año.

«Seguimos totalmente comprometidos con la preservación y la plena implementación del acuerdo nuclear, un logro esencial en la arquitectura global de la no proliferación nuclear, que se enmarca en el interés de la seguridad de todos», explicaron los representantes de la UE y  Alemania, Francia y Reino Unido. El grupo pidió a Irán que se «abstenga de cualquier escalada».

Tras las declaraciones de las potencias y Bruselas, el portavoz de la Agencia Iraní de la Energía Atómica, Behrouz Kamalvandi respondió que la intención de Irán es «devolver el pacto a sus principios». Kamalvandi agregó en declaraciones a la agencia estatal de noticias de Irán que «la intención del gobierno iraní es fortalecer el PIAC [Plan Integral de Acción Conjunta]».

En un discurso televisado el miércoles, el presidente iraní, Hasan Rohani, ha defendido que su país no abandona el PIAC. Sin embargo Teherán ha exigido a los países firmantes, sobre todo a los europeos, para que hallen una fórmula que le permita seguir vendiendo petróleo y haciendo transacciones bancarias antes de dos meses. Este plazo  de 60 días parece que pretende orillar a la UE a desmarcarse de Estados Unidos y haga realidad el mecanismo para sortear las sanciones con las que este país amenaza a las empresas de terceros países que negocien con Irán.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *