‘LOL’: Eugenio Derbez llega al ‘streaming’ con comediantes en una batalla a puerta cerrada

Categories CulturaPosted on

El actor y productor mexicano se estrena en Amazon con ‘LOL: Last One Laughing’, un experimento en forma de reality show donde pone a prueba a una nueva generación de comediantes

“Diez comediantes, seis horas, un árbitro, una batalla épica entre comediantes donde el que se ríe pierde, pero el que gana se lleva un millón de pesos”. El mismo Eugenio Derbez (Ciudad de México, 1961) describe así su llegada al streaming con LOL: Last One Laughing, una adaptación a la mexicana de una serie japonesa llamada Hitoshi Matsumoto Presents Documental, estrenada en 2016 por Amazon Prime Video y protagonizada por Matsumoto, mejor conocido como Matchan, uno de los comediantes más populares de Japón.

Durante seis horas, diez comediantes conviven en una casa para protagonizar una batalla a puerta cerrada, la regla es simple: todo se vale, excepto reír. El anfitrión es, naturalmente, Eugenio Derbez, quien le pide a los participantes 100.000 pesos para poder entrar al experimento-reality-concurso. Primero que nada, recolecta el dinero y luego explica las reglas: hay dos tarjetas, una amarilla y una roja, en el momento en el que alguien se ríe, presiona un botón rojo, se escucha una alarma y, como en el futbol, primero amonesta y luego expulsa. “Me gusta probar cosas nuevas, desde siempre he buscado romper reglas. Este es un riesgo que estoy corriendo y ojalá a la gente le guste porque es un experimento extraño, no hay guion, no hay nada, es ver cómo se pelean diez comediantes con comedia”, dice el actor.

Parecían estar todos los ingredientes en la mesa para que esta serie tuviera cierto éxito en México, tal como ocurrió en Japón: un comediante tan popular como Derbez, con más de treinta años de carrera profesional que ha saltado de la televisión al cine, de actor a productor, de director a empresario y que ahora triunfa en Hollywood; una nutrida cantidad de comediantes, standuperos, actores y youtubers mexicanos con una nada despreciable cantidad de seguidores y una audiencia de millones con hambre de contenidos nuevos y locales que ya no busca en la televisión, sino en plataformas en streaming… pero el resultado es desastroso.

“Señores, es hora de ponernos serios, es hora de no reírse”, dice Eugenio Derbez como una sentencia, ya no a los comediantes, sino a la audiencia, pues la risa no llega ni con la veterana Liliana Arriaga, mejor conocida como La Chupitos, un personaje que representa a una mujer alcohólica y malhablada que llegó a la televisión mexicana en 1997, con Raúl Velasco, en el emblemático Siempre en Domingo; tampoco con Alex Montiel, que encarna al Escorpión Dorado, un youtuber que suele usar una máscara de luchador para realizar entrevistas a famosos “que contiene lenguaje no apto para menores de edad”, cuyo canal surgió en 2009.

La advertencia con la que se encuentra un espectador al ver el primer capítulo es que el programa va dirigido a un público adulto y que puede contener lenguaje que algunos espectadores consideren profano, vulgar u ofensivo, mientras que en un anuncio de radio se escucha a Eugenio Derbez decir que en LOL encontraremos: “albures, toques, el reto del chile y hasta desnudos”. Y eso es, ni más ni menos. Los comediantes como Daniel Sosa, Carlos Ballarta, Mauricio Barrientos, mejor conocido como El Diablito, Alexis de Anda, Poncho Borbolla, Manu NNa y Alex Fernández tropicalizan la versión japonesa al humor mexicano con los chistes de toda la vida: hablar como costeño o como Quico de El Chavo del 8, alburear en cada oportunidad, usar pelucas, vestirse de mujer, pelear con patas de pollo, hacer semidesnudos o hablar después de haber inhalado helio, vamos, nada nuevo bajo el sol, el novedoso “experimento” es más bien un remake de los noventas, que repite el humor que se piensa mexicano por ser vulgar y que no hace eco en el público actual que tiene más opciones que nunca en la historia del entretenimiento.

En LOL se reúnen algunos de los integrantes de una nueva camada de comediantes mexicanos que tienen cierto éxito en redes sociales, especialmente en YouTube, donde encuentran el espacio perfecto para hablarle a las nuevas generaciones, por ejemplo, Carlos Ballarta (Ciudad de México, 1990) tiene un par de rutinas de Stand Up en Netflix: El amor es de putos y Furia Ñera con giras por todo el país y el extranjero; Daniel Sosa (Ciudad de México, 1994), conocido por su personaje Dj Erwin – Cámara no me agüito, tiene también un especial en Netflix llamado Sosafado; Alex Fernández (Ciudad de México, 1985) fue parte del equipo de escritores de Adal Ramones para STANDparados o Alex Montiel (Ciudad de México, 1980), hermano de Werevertumorro, uno de los pioneros en hacer contenido en plataformas digitales, tiene cuatro canales en YouTube, los cuales suman más de 10 millones de seguidores, los más exitosos: Escorpión Dorado El Chido y Peluche en el estuche.

LOL: Last One Laughing es la tercera producción original de Amazon Prime video para el mercado mexicano; la primera fue Diablo Guardián, una adaptación de la novela homónima de Xavier Velasco, ganadora del Premio Alfaguara 2003, la segunda fue Un extraño enemigo, que recrea el movimiento estudiantil de 1968, protagonizada por Daniel Giménez Cacho, Karina Gidi e Irene Azuela. Amazon ha dicho que mantendrá la inversión para generar contenido original y promover el ya existente, de acuerdo con un análisis de JP Morgan, en 2018 Amazon dedicará cerca de 5.000 millones de dólares a la generación de contenidos originales, mientras que Netflix invertirá entre 8.000 y 10.000 millones de dólares en sus Netflix Originals.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *