Los españoles, en la encrucijada de la NBA

Categories DeportesPosted on

NBA

Solo Ibaka y Juancho Hernangómez tienen claro su futuro de los nueve ibéricos que juegan en la mejor liga del mundo

La incertidumbre que rodea a la mayoría de jugadores españoles en la NBApodría desembocar en un inicio de 2019 frenético para ellos. El movimiento de piezas en el mercado de invierno amenaza con salpicarles. Jugadores que serán libres para elegir su futuro cuando termine la temporada, pero que podrían verse envueltos en un traspaso prematuro que les acercara al anillo o que les permitiera lucir más a la espera de firmar un nuevo contrato en verano. Es el caso de Marc Gasol, el más cotizado de todos ellos, al que los Grizzlies podrían poner en el mercado para tratar de sacar algún beneficio por él antes de que se vaya –si así lo decide– a final de campaña sin dejar en el vestuario de Memphis más que un buen recuerdo. Como él, cualquier de los otros siete españoles de futuro incierto se encuentran ya en una encrucijada múltiple que transformará el panorama nacional en la NBA.

Pau Gasol (Spurs)

Contrato no garantizado para 2019

El mayor de los Gasol se enfrenta a un año complicado. La lesión en el pie que le mantiene en el dique seco casi desde el inicio de campaña ha aumentado la incertidumbre acerca de su futuro. Pau tiene un año más de contrato con los Spurs, pero solo está garantizado parcialmente. Si la franquicia de San Antonio quisiera, podría desprenderse de él en verano pagándole 6,7 millones. Si eso ocurriera, Gasol sería completamente libre para elegir equipo. Un lujo que, a su edad, le permitiría contemplar bien el panorama y estudiar las ofertas.

Ricky Rubio (Utah Jazz)

Será agente libre a final de temporada

Tras haber sido traspasado el año pasado a Utah, el base catalán terminará este año su contrato y será agente libre. Por eso, Rubio debe exprimir al máximo sus cualidades en los meses que restan de temporada, porque de ese lucimiento dependerá en buena parte su futuro próximo. Ricky está anotando 13 puntos y repartiendo 6,4 asistencias por partido. Números similares a los que promedió en la liga el año pasado, pero lejos de esos tres meses finales en los que se convirtió por momentos en uno de los mejores bases de la liga.

Nikola Mirotic (Pelicans)

Será agente libre a final de temporada

A Mirotic no le pudo sentar mejor el traspaso a los Pelicans la pasada campaña. Salió de unos Bulls en crisis para aterrizar en New Orleans al abrigo de Anthony Davis, una de las estrellas de la liga. Allí, Mirotic ha encontrado un lugar ideal para crecer y no le ha pesado la responsabilidad. Los Pelicans le han servido para demostrar de una vez por todas su valía en la NBA, lo que seguramente le traerá grandes ofertas el próximo verano, cuando se convierta en agente libre y pueda elegir equipo. Su versatilidad para jugar cerca y lejos del aro le hace muy atractivo para cualquier franquicia. Está promediando 17,4 puntos y 9,2 rebotes durante esta temporada.

Serge Ibaka (Raptors)

Un año más en Toronto

El pívot congoleño atraviesa un momento dulce en Toronto. Nick Nurse, nuevo técnico, está sacando a relucir la mejor versión del jugador de la selección, al que la cercana presencia de Scariolo –ayudante en la franquicia canadiense– ha impulsado hacia sus mejores números de los últimos años. Ibaka nunca había anotado tanto (16,4 puntos por partido) ni con tanto acierto (54 por ciento en tiros de campo). Es un valor seguro para los Raptors, que este año aspiran al anillo. Su continuidad está asegurada, ya que tiene contrato por un año más.

Willy Hernangómez (Hornets)

Un año más de contrato no garantizado

El futuro de Willy en la NBA está ahora mismo lleno de nubes. Su intermitencia en la cancha –apenas juega 13 minutos por partido– y su poco protagonismo ponen en peligro su continuidad en los Hornets. Tiene un año más de contrato, pero no está garantizado. Su mejor baza es que hacer efectivo esa temporada adicional apenas le costaría 1,7 millones al equipo que quisiera contar con él. Su juventud y calidad le avalan, aunque debe empezar a aparecer más en la pista.

Juancho Hernangómez (Nuggets)

Seguirá un año más en Denver

Está siendo uno de los destacados de la temporada en Denver y eso le ha valido para que la franquicia haya ejercido ya su opción para renovarlo por una temporada más. Juancho ha conseguido hacerse con un hueco en el equipo titular a base de intensidad defensiva y puntería exterior. Juega casi 28 minutos por partido, que es casi el triple de lo que lo hacía en sus dos primeras temporadas. El trabajo realizado durante el verano –se cuidó más la alimentación y trabajó su preparación física– ha dado sus frutos en estos primeros meses de competición en los que ha protagonizado varios partidos de mérito. Tiene aún margen de mejora y necesita ser más regular en la aportación ofensiva.

Álex Abrines (Thunder)

Acaba contrato el próximo verano

Empezó siendo titular, pero ha ido perdiendo protagonismo con el paso de los partidos. El alero balear es un tirador fiable, buen defensor, pero le cuesta asumir la responsabilidad. Ha ido poco a poco mejorando sus números desde que llegó a la NBAhace tres temporadas y ahora, a meses para el final de su primer contrato, se encuentra en una situación incómoda para encontrar un hueco el próximo verano. Tendrá ofertas, seguro, pero será complicado que encuentre una en la que se sienta realmente el respaldo del entrenador.

José Manuel Calderón (Pistons)

Será agente libre en verano

Será otro verano de incertidumbre para el extremeño, que en los últimos años se ha acostumbrado a vivir así. Su idea será conseguir otro contrato de veterano, por el mínimo, pero en un equipo que aspire realmente al anillo. Su sueño. Estuvo a punto de conseguirlo hace dos temporadas cuando se frustró su fichaje por los Warriors. Su mejor aval es su trabajo y su buen trato con los jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *