Los estudiantes vuelven a desafiar al régimen de Buteflika

Categories Internacional/MundoPosted on

Este domingo a medianoche concluye el plazo para presentar las candidaturas a las elecciones presidenciales del 18 de abril

Día de tensión en Argelia. Jornada laborable, como todos los domingos, este 3 de marzo a medianoche concluye el plazo para presentar las candidaturas a las elecciones presidenciales del 18 de abril. La mañana ha comenzado con concentraciones de cientos de universitarios en las principales ciudades del país para protestar contra la candidatura de Abdelaziz Buteflika, de 82 años. ¿Va a desoír el régimen el clamor de cientos de miles de ciudadanos que se han expresado en los últimos ocho días contra la aspiración de Buteflika de optar a un quinto mandato?

Todo el mundo estaba pendiente de la sede del Consejo Constitucional donde deberían depositarse las candidaturas. La sede permanecía blindada por policías antidisturbios desde el sábado por la noche. Y Buteflika continuaba internado en el Hospital Universitario de la ciudad suiza de Ginebra. La agencia oficial APS indicaba en un despacho que la ley de régimen electoral no prevé que el candidato deba presentar personalmente su expediente.

El domingo a mediodía ya había demasiados factores para pensar que el régimen iba a desoír el reclamo de la calle. El sábado por la noche, el diario oficialista El moudjahid, órgano del gubernamental Frente de Liberación Nacional (FLN), publicaba la declaración de patrimonio del candidato Buteflika, tal como estipula la ley.

Entre sus bienes inmobiliarios Buteflika declaraba poseer una casa en Sidi Fredj (situada a 30 kilómetros de Alger), otra casa en Alger y un apartamento también en la capital. Posee, además, dos vehículos particulares. En su declaración precisa que no posee ningún otro bien ni en Argelia ni en el extranjero. Desde Marruecos, el sitio digital Le360 señalaba que Buteflika eludió mencionar si posee cuentas bancarias, joyas u obras de artes.

En cualquier caso, los indicios hacían pensar que Buteflika, aunque fuese a través de un emisario, presentaría su candidatura. El único gesto que concedió el régimen hacia los manifestantes fue destituir este sábado al jefe de campaña de Buteflika, Abdelmalek Sellal, antiguo primer ministro (2012-2017). En las redes sociales, un internauta se quejaba: “Nos están meando encima”. Y otro se lo tomaba con más sarcasmo al escribir que echarían de menos a Sellal porque era como Fredo, el mafioso más débil, inconsistente y torpe de la familia Corleone, en la novela y película de El Padrino.

Hasta el momento, sólo cuatro candidatos han presentado en persona su expediente, mientras que otras dos importantes figuras de la oposición han anunciado su decisión de renunciar los comicios, informa AFP. Se trata de la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Luisa Hanun, y de Abdelrrazek Makri, líder del Movimiento Social por la Paz (MSP), el principal partido de tendencia islamista autorizado en Argelia.

Quien si decidió entregar su expediente esta mañana, según dicha agencia de noticias, fue el general mayor retirado Ali Ghediri. También está previsto que presente su candidatura el empresario Rachid Nekkaz, quien se autodenomina «la voz de los jóvenes» y que ha atraído a muchos seguidores por su verbo directo y su crítica ácida al poder.

La movilización se ha ido cociendo en las redes. Decenas de periodistas argelinos se han manifestado durante la semana contra la censura de canales públicos y privados respecto a las protestas. En cuanto a la prensa extranjera, diversos medios como EL PAÍS han sido informados de que solo se les permitirá acceder al país dos semanas antes de las elecciones del 18 de abril. Las redes, y algunos medios locales como El Watan y TSA se han convertido en el gran espacio donde se informan los ciudadanos.

A la una de la tarde de este domingo, TSA ya informaba de que una marea de estudiantes se aproximaba hacia las inmediaciones del Consejo Constitucional, en Argel. En otras ciudades como Orán, Tebessa, Guelma, Bourmerdès también desfilaban miles de estudiantes en las calles.

Después de una semana de movilizaciones sin precedentes en varias décadas, es difícil saber si los estudiantes desafiaban al régimen argelino o era el régimen el que los estaba desafiando a ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *