Los penaltis que no hubieran sido gol

Categories DeportesPosted on

Xabi Alonso celebra su gol de penalti que le dio el acceso a la prórroga al Liverpool en la Champions de 2005 – Fútbol

La FIFA aprueba que si el portero despeja el balón o este es repelido por los palos se pitará saque de puerta

Si le preguntan a cualquier aficionado al fútbol cuál es la jugada más determinante de un partido, aquella a la que todos temen y anhelan por igual, seguramente se decantaría por el penalti. Una falta sin barrera que enfrenta al delantero y al portero con solo once metros de distancia entre ambos. Gol prácticamente seguro y que ha decantado partidos importantes y finales de Copas de Europa o de un Mundial. Los seguidores deberán abrir ahora su mente y digerir de forma diferente los lanzamientos de las penas máximas después de que la IFAB, organización dependiente de la FIFA y encargada de definir el reglamento del fútbol, haya aprobado nuevas modificaciones que afectan directamente a esta falta directa. Tan revolucionarias como las que en su día provocó la prohibición a los porteros de coger el balón con las manos tras una cesión de su defensa.

A partir del próximo 1 de junio no existirán los rechaces en los lanzamientos de penalti. Si el cancerbero despeja el balón o este sale repelido al impactar en cualquiera de los tres palos de la portería, la jugada se invalidará automáticamente y se señalará saque de puerta. De esta forma, los jugadores ya no tendrán que estar en la frontal del área ni el árbitro pendiente de quién entra antes en la zona de castigo. La regla es trascendente y tiene mas importancia de lo que parece. Si esta normativa se hubiera aprobado 15 años antes, ahora Xabi Alonso tendría una Champions League menos en su palmarés y tal vez el Liverpool también, por ejemplo. Hay que recordar que en aquella final en la que el equipo inglés le remontó al Milán los tres goles iniciales con los que se fue al descanso, el tolosano y exmadridista anotó el penalti que lanzó tras aprovechar el rechace de Dida y que permitió la disputa de la prórroga.

Y para la historia ya quedará definitivamente el penalti indirecto de Cruyff o Messi que a partir de la próxima temporada serán irrepetibles. Considerada como una de las formas más inteligentes, diferentes y atrevidas de lanzar una pena máxima. En 1982, en la Liga holandesa, se señaló la falta a favor del Ajax y contra el Helmond Sport. Iba a lanzarlo Cruyff, que en lugar de chutar, se lo cedió a Olsen, y éste, al quedarse escorado, se lo devolvió para que, con el meta fuera de sitio, el «14» marcase a placer. La misma jugada la repitieron 33 años después Messi y Luis Suárez ante el Celta.

Buscando un especialista

Con la nueva normativa, este archifamoso penalti sería invalidado, ya que la normativa no permite que ningún otro jugador toque el balón antes de que se introduzca en la portería. De esta forma, nacerá un nueva figura en el mundo del fútbol, la del especialista desde los once metros. No es cuestión menor que grandes goleadores de la historia del balompié han tenido problemas en el lanzamientos de penaltis y el caso más flagrante es el de Leo Messi, que tiene su talón de Aquiles en esta tipo de faltas directas. No es extraño por tanto, que los equipos ahora busquen especialistas como en su momento fueron Ronald Koeman en el Dream Team de los años 90 o Cristiano Ronaldo en el Real Madrid de la última década. Gerrard, Ibrahimovic, Lampard, Totti, Pirlo y Zidane, están entre los mejores lanzadores de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *