Los policías del Consejo de Ministros en Barcelona adelantaron de su bolsillo el dinero de las dietas

Categories EconomíaPosted on

montaje-policia-UPR-interior

Los agentes UPR (Unidades de Prevención y Reacción) de la Policía Nacional tuvieron que financiar de su bolsillo las dietas derivadas de su traslado durante el Consejo de Ministros que Pedro Sánchez celebró en Barcelona. La cifra, que supone una media de 300 euros, aún no les ha sido devuelta.

Así lo ha denunciado el Sindicato de Policía Nacional, JUPOL. “Estos policías son obligados a realizar viajes fuera de sus plantillas, con el consiguiente gasto de alojamiento y manutención, que tienen que adelantar de sus bolsillos por falta de previsión de las habilitaciones pagadoras de la Dirección General de la Policía”, recogen en un comunicado.

Fuentes del sindicato policial han asegurado a OKDIARIO que se puede “tratar de un error” del encargado de hacer las asignaciones del dinero. La conclusión es que, los agentes tuvieron que adelantar el dinero que supusieron los gastos derivados de su estancia.

La legislación es la materia contempla la salida de plantilla con un adelanto del 80% sobre la dieta entera. Sin embargo, esto no se produjo. El incumplimiento se ha visto empeorado por la falta de reembolso de las cantidades gastadas por los agentes.

Desde JUPOL, se ha reclamado por escrito a la Dirección Adjunta Operativa, máximo responsable policial del cuerpo, la depuración de responsabilidades en todas y cada una de las cajas pagadoras afectadas por esta falta de previsión y mala gestión económica, donde solo son perjudicados los policías que preservan la Seguridad Ciudadana en zonas conflictivas del País.

La Policía Nacional controló los alrededores de la Casa Llotja de Mar, donde se celebró la reunión, en coordinación con la unidad de escoltas del mismo cuerpo, además de reforzar la seguridad en los edificios del Estado.

No es la primera vez que los desplazados a Cataluña tienen problemas al cobrar lo que les corresponde. Cerca de 200 policías antidisturbios que formaron parte de la famosa Operación Copérnico que actuó durante la jornada de celebración del referéndum ilegal del 1-O y los días posteriores tardaron meses en cobrar la compensación prometida por su desplazamiento. En ese caso se trata de efectivos de las Unidades de Intervención Policial (UIP), y muchos de ellos pasaron las navidades en barcos atracados en Barcelona como el Moby Dada (‘Piolín’).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *