May pide a Bruselas una prórroga del Brexit hasta el 30 de junio

Categories Internacional/MundoPosted on

Donald Tusk impulsa la idea de extender un año el plazo para la salida del Reino Unido de la UE, pero con la posibilidad de que pueda irse en cualquier momento si se alcanza un acuerdo

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se muestra a favor de conceder al Reino Unido una prórroga «flexible» del Brexit de 12 meses con una cláusula de salida, según ha revelado este viernes la BBC. Su plan, que debe ser acordado por unanimidad por los socios europeos en la cumbre del miércoles que viene, permitiría a Londres abandonar antes el grupo comunitario si el Parlamento británico ratifica un acuerdo. Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, ha mandado una carta formal a Tusk en la que solicita una prórroga corta hasta el 30 de junio. 

«Es frustrante que aún no hayamos llevado este proceso a una conclusión exitosa y ordenada», asegura May en la misiva. «El Gobierno del Reino Unido sigue firmemente comprometido a hacerlo». La primera ministra, que hasta ahora ha sido incapaz de convencer a sus aliados para que respalden el acuerdo al que llegó ella con Bruselas, sigue confiando en que los parlamentarios británicos alcancen un pacto de retirada a tiempo y así poder irse de la UE antes de las elecciones al Parlamento Europeo el 23 de mayo. Pero a la vez, garantiza que, en caso de que no llegaran a ese esperado pacto, el Reino Unido presentaría candidatos a los comicios europeos.

El Gobierno británico tiene de plazo hasta el 12 de abril para presentar a Bruselas un plan de salida de la UE. Hasta el momento, los parlamentarios de Westminster han sido incapaces de aprobar un acuerdo al Brexit. Esta semana, la primera ministra británica, Theresa May, ha pedido ayuda al líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, para intentar evitar una salida salvaje de la UE y solicitar «una prórroga tan corta como sea posible» del Brexit.

Pero las divisiones en seno del Partido Laborista sumadas a las tensiones de los conservadores no ayudan a desatascar la situación. A pesar de todo, desde Downing Street afirman que las conversaciones «técnicas» de este jueves entre el Partido Laborista y los conservadores habían sido «productivas» y continuarán este viernes. 

El fiscal general Geoffrey Cox ha declarado a la BBC que si fracasan, es probable que la demora «sea larga».

Reacción de los líderes europeos

La respuesta de Bruselas al caos de Londres tiene diferentes lecturas. Este martes, el negociador jefe de la UE para el Brexit, Michel Barnier, dio un toque de atención a los socios británicos y advirtió de que si Westminster no aprueba el acuerdo de salida antes del 12 de abril, la prórroga no está garantizada ni será automática. Según Barnier, la concesión de esa extensión del Brexit estaría condicionada por el compromiso de superar el bloqueo actual con unas elecciones generales, un segundo referéndum o un pacto entre Gobierno.

En la misma línea se posicionó el presidente francés, Emmanuel Macron, que encabeza al grupo de países dispuestos a afrontar una ruptura sin acuerdo si Londres no se aclara. Este miércoles, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se mostró dispuesto a conceder una segunda prórroga del Brexit, siempre y cuando el Parlamento británico apruebe el acuerdo de salida de la UE antes del 12 de abril.

Después de hacerse pública la misiva de May y la propuesta de Tusk, Francia ha declarado que le parece prematuro hablar de otra extensión del Brexit, según fuentes próximas a Macron. El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, también ha puesto distancias con el nuevo plan de su homóloga británica: «La carta de May genera muchas preguntas y será necesario discutirlas». «Esperamos más claridad por parte de Londres antes del próximo miércoles». 

Tusk estudia dar al Reino Unido una «flextensión»

Por su parte, Donald Tusk se muestra más receptivo a prolongar ese periodo porque considera que una prórroga de un año podría ser útil puesto que evitaría que Bruselas tuviera que estar evaluando repetidas solicitudes de retrasos del Brexit. «La única salida razonable sería una extensión larga, pero flexible», dijo Tusk, según un funcionario de la UE que ha preferido mantenerse en el anonimato. «Lo llamaría una» flextensión», ha añadido esta fuente. 

Lo que no está claro es que los líderes de los 27 vayan a aceptar la propuesta en la cumbre del próximo miércoels. La idea no ha gustado nada al sector más euroescéptico de los conservadores británicos. Su líder, Jacob Rees-Mogg ha amenazado con poner las cosas «tan difíciles como sea posible» a la UE si finalmente se impone la opción de Tusk. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *