Miles de estudiantes se manifiestan en Argelia contra el quinto mandato de Buteflika

Categories Internacional/MundoPosted on

Universitarios de las principales ciudades piden que el presidente octogenario retire su candidatura a las presidenciales de abril

Mientras el presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, de 81 años, se encuentra desde el domingo en Ginebra sometido a revisiones médicas, miles de jóvenes se han manifestado de forma pacífica en las principales ciudades del país contra su candidatura a las presidenciales del 18 de abril. Entre los cánticos que coreaban destacaban “Una república, y no una monarquía” y “Buteflika, no habrá un quinto mandato”. Algunos de los estudiantes portaban falsos féretros como si en su interior se encontrara el propio Buteflika. La policía dejó que la mayoría de las marchas se desarrollaran en libertad, aunque a primeras horas de la tarde se registraron enfrentamientos con los manifestantes en algunas calles de Argel.

Buteflika ganó sus primeras presidenciales hace 20 años, reformó la Constitución para postularse a un tercer mandato en 2009, sufrió un infarto cerebral en 2013 y se presentó al cuarto mandato en 2014. Su último discurso en público lo pronunció hace siete años. El pasado 10 de febrero anunció por carta que optaría de nuevo a la presidencia.

En la carta, Buteflika afirmaba: “He recibido con gran emoción y alto sentimiento de responsabilidad las llamadas que me han dirigido los ciudadanos y las ciudadanas, la sociedad civil, las formaciones políticas, las organizaciones sindicales y las organizaciones de masa, exhortándome a presentarme como candidato”. Sin embargo, desde que presentó la candidatura no han cesado las manifestaciones en su contra. Ninguna de ellas ha sido televisada ni radiada en los canales públicos.

El pasado viernes decenas de miles de personas, en su mayoría jóvenes, convocados de forma anónima en las redes sociales, salieron a la calle para protestar contra Buteflika. Era algo que no había sucedido jamás desde que Buteflika está al mando del país. Las protestas contra el cuarto mandato, en 2014, apenas solían congregar a una centena de personas, sobre todo en Argel.

El domingo, a pesar de la imponente presencia policial, cientos de personas hicieron una sentada en el centro de Argel. La policía reprimió esta vez la protesta con detenciones y gases lacrimógenos. El lunes, una centena de abogados secundaron otra sentada frente a un tribunal. Y este martes, miles de universitarios se han manifestado en municipios como Argel, Constantina, Tizi Ouzou, Bouira, Bejaia, Annaba, Skikda, Jijel,, Boumerdes, Adrar, Bechar o Yelfa. En algunas ciudades, como Orán y Argel, también salieron a la calle los estudiantes de institutos.

En Argelia, donde el 45% de la población es menor de 25 años, los jóvenes han sido las víctimas más visibles de la crisis económica provocada por la bajada de los precios del petróleo en los últimos años. Miles de ellos han arriesgado sus vidas emigrando en pateras desde Orán. Buteflika aludió a ellos en su carta de presentación de la candidatura: “Necesitamos respuestas más adaptadas a las aspiración de nuestra juventud, que a veces se mantiene lejos de la vida política y algunos elementos optan incluso por recurrir a tentativas de exilio, extremas y suicidas”. Pero su mensaje no ha calado en esa capa de la población.

El hecho de que ni las radios ni las televisiones públicas —tampoco los canales privados— hayan informado sobre las protestas ha generado un gran malestar en la población y en las propias redacciones. La periodista Meriem Abdou, de canal 3 de la radio pública, dimitió de su cargo como redactora jefe a causa del silencio impuesto en la emisora. Este martes, varias decenas de compañeros de Abdou organizaron una sentada frente a la sede de la radio nacional, en Argel. “No estamos ni a favor ni en contra del quinto mandato”, declaró un participante al medio digital TSA. “Los periodistas reivindican el derecho de cubrir todos los eventos de manera profesional y neutra. Y piden también la apertura de la antena a todas las tendencias y partidos políticos, del poder y de la oposición”.

El columnista Reda Bekkat escribía este martes en el diario El Watan un artículo titulado Pirómanos autistas, en donde criticaba la ineficiencia del régimen: “Es difícil admitir que con todas las herramientas a disposición del Estado —servicios de espionaje y de seguridad que espían Argelia cada día— no hayan visto venir nada, aunque la cólera brotaba desde hace semanas, por no decir meses. Un sistema idiota, autista y, más sorprendente todavía, totalmente incompetente”.

Para el próximo viernes hay convocadas nuevas manifestaciones en todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *