Muere a los 51 años Juan Carlos Aragón, comparsista y “gran poeta” del Carnaval de Cádiz

Categories CulturaPosted on

La capilla ardiente del autor se instalará este sábado por la mañana en el Teatro Falla. El Ayuntamiento ha decretado un día de luto oficial

Tan enfant terrible como para echar sal en las heridas con sus afiladas letras. Tan disciplinado que componía en primavera —con “temperatura suave y vitamina D”, como reconoció a Diario de Cádiz en su última entrevista— la letra que cada febrero se convertía leyenda. Tan irónico como emotivo, tan cortés como valiente. El autor y comparsista Juan Carlos Aragón era tanto para el Carnaval gaditano que ha sido fallecer este viernes a los 51 años y convertirse en mito eterno para la fiesta.

El gaditano se va después de llevar días hospitalizado en la Clínica San Rafael de Cádiz, aquejado de una grave enfermedad que ha acabado siendo mortal al mediodía de este viernes, según han confirmado fuentes cercanas a su familia. Se ha marchado en esa primavera en la que él le gustaba arrancar a escribir, aunque cuesta trabajo imaginar si en 35 años de vocación por el Carnaval de Cádiz le ha quedado algo por glosar, por denunciar o, simplemente, por cantar. Comparsista, chirigotero, poeta, escritor, polemista reivindicativo… Aragón deja tras de sí una estela como autor de más de 40 agrupaciones del Carnaval, cinco de ellas primeros premios del concurso oficial de la fiesta.

“Mi guitarra no se la den a cualquiera (…)/ Mi palabra, dejadla en la carretera/ Pa que nunca la encierren dentro de un libro/ Mi corazón que se lo den a la gente/ Y a ver si así se alimentan de mi tierra”, cantó en la comparsa Los Condenaos en una letra que, con su muerte, ya es más testamento que popurrí de un repertorio que su agrupación cantó sobre las tablas del Gran Teatro Falla en 2001. Ese espacio, santo y seña del Carnaval de Cádiz, es el lugar escogido para acoger este sábado la capilla ardiente en la que la ciudad —de 10.00 a 13.00— le dará su último adiós.

Juan Carlos Aragón, nacido en Cádiz el 26 de mayo de 1967, era licenciado en Filosofía y profesor, profesión que compaginó con su labor artística en el Carnaval. Casado con Luisa Tejarano, era padre de tres hijos, el último nacido hace menos de un mes. Su experiencia vital y su carácter comprometido se entreveraron con su profusa actividad como autor de agrupaciones carnavalescas que arrancó en 1983 con la comparsa juvenil Contrabandistas. Compuso letra y música para chirigotas, coros y comparsas.

Su primer triunfo en el Carnaval llegó en el año 1999 con la chirigota Los Yesterday. El público mayoritario descubrió entonces una fino ironía que le llevó a conseguir el primer premio y a revolucionar la modalidad. El estribillo “y menos trabajo y más Carnaval” se convirtió en patrimonio inmaterial de la ciudad, en una letra repetida y parafraseada hasta la saciedad. Mucho más duro era el pasodoble de ese año ‘Aunque diga Blas Infante’: “Los andaluces queremos/ Volver a ser lo que fuimos/ Lo que fuimos antiguamente/ Pobrecitos y vasallos/ Siervos de terratenientes/ Y de chulos a caballo”.

Era solo un avance de lo que estaba por venir con su salto a la modalidad de comparsa de adultos, cuando se convirtió en uno de los autores más afamados y seguidos de la fiesta. Los Ángeles Caídos fue su primer premio en esta modalidad, en 2001. “Sin duda esa es la agrupación suya que está en mi pódium”, señala Ángel Subiela, comparsista y compañero en aquella agrupación. Subiela es uno de los que este viernes se ha sumado al pesar por la pérdida de Aragón: “Era un genio, un hombre de frente. Se va cuando estaba aún en su madurez”.

Antonio Martínez Ares, también comparsista, iba más allá al corroborar el “mito” que arranca con su muerte. “He perdido a un compañero, a uno de los grandes autores”, ha explicado con voz afectada. El alcalde de la ciudad, José María González Kichi —componente de comparsas antes de acceder a su cargo— ha recordado cómo Aragón cosechó seguidores “en distintos puntos de España e incluso de Iberoamérica ya que tuvo una estrecha relación con el Carnaval uruguayo”. Esa vinculación quedó patente en otra de sus grandes comparsas, Araka la Kana, guiño al carnaval de ese país con el que se alzó de nuevo con el primer premio en 2007.

Genio incansable, tan rebelde como disciplinado, llegó a participar con hasta dos agrupaciones en una misma edición del concurso. Fue el caso del pasado Carnaval de 2018, cuando firmó la autoría de la chirigota Er Chele Vara y de la comparsa La gaditanissima. Además, compaginaba esa prolífica actividad carnavalera con su faceta de escritor con cinco libros publicados.

El fallecimiento de Aragón ha causado un hondo pesar en la ciudad, cuyo Ayuntamiento ha declarado un día de luto oficial. Además, Adelante Cádiz, confluencia que encabeza Kichi ha suspendido los actos de campaña que tenía previstos para esta tarde. Su último escrito conocido fue en un artículo de opinión publicado en el medio digital deportivo El Desmarque el pasado 12 de mayo en el que pedía abiertamente el voto para González con afiladas palabras. “Hasta me hizo un carril bici para que yo pudiera acabar el popurrí de Er Chele Vara. Como para no votarlo”, reconoció.

La tristeza por la muerte del conocido como Capitán Veneno también se ha trasladado a Twitter. Allí, el propio alcalde de Cádiz o el cantante Alejandro Sanz han mostrado sus condolencias. “Envidiosos los de arriba que nos han robado tu talento demasiado pronto”, ha escrito en un tuit el artista. Más de seis referencias al comparsista, como su nombre, el de Los Yesterday o su sobrenombre, se han colado entre la lista de los 50 trendic topics de Twitter durante la tarde de este viernes.

Aragón se va, pero queda “cada verso, cada rima y cada acorde” de “un gran poeta”, como lo ha definido el alcalde de Cádiz. Con su muerte, nace un nuevo mito del Carnaval, a la altura de otros grandes autores como Enrique Villegas o Paco Alba, uno de los máximos exponentes de la fiesta. Sus letras son ya patrimonio de una fiesta tan cambiante como inmaterial. Es el caso de Me han dicho que la locura, pasodoble de sus Ángeles Caídos: “Y como la locura/ esta locura de aquí/ si es verdad que no se cura/ y sale por Febrero/ si algún día yo me muero/ loquito me quiero morir”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *