Pakistán asegura que ha derribado dos cazas indios un día después del bombardeo en su territorio

Categories Internacional/MundoPosted on

Islamabad defiende que los aviones entraron en su espacio aéreo en la región de Cachemira

La crisis militar entre India y Pakistán ha escalado este miércoles después de que las dos potencias nucleares, que se disputan Cachemira desde hace décadas, informasen del derribo de aviones militares de uno y otro país en sus espacios aéreos. El conflicto entre los vecinos asiáticos se elevó el martes cuando India realizó su primera incursión aérea en territorio paquistaní desde la guerra de 1971, en esta ocasión para atacar posiciones del grupo terrorista autor de la matanza del pasado 14 de febrero. Hoy el portavoz del ejército paquistaní confirmaba el derribo de dos cazas indios tras el bombardeo de Cachemira. El Ministerio de Exteriores solo admite la pérdida de un aparato y asegura por el contrario que un caza paquistaní ha sido abatido.

El bombardeo ejecutado por 12 cazas Mirage 2000 del Ejército de India en la madrugada del lunes al martes con el objetivo de anular varios campos de entrenamiento del grupo Jaish-e-Mohammad (JeM), que asumió la autoría del atentado de hace dos semanas, ha sido contestado con el ataque aéreo dentro de la región de Cachemira administrada por India. Poco después de esta incursión, de nuevo fuerzas aéreas indias volvieron a penetrar en territorio paquistaní. La agencia de noticias India, ANI, ha comunicado que un caza F-16 paquistaní ha caído en el lado indio de la frontera que divide a ambos países después de haber sido abatido por las fuerzas aéreas de India.

Corroborando el ataque aéreo de esta mañana, el portavoz del Ejército paquistaní, el general Asif Ghafoor, ha descrito en un tuit el derribo de aviones militares indios: “Fuerzas Aéreas de Pakistán abatieron dos aviones indios dentro del espacio aéreo paquistaní”. Según Ghafoor, uno de los dos aviones fue derribado en la parte de Cachemira administrada por India. Mientras que el segundo cayó en territorio paquistaní, donde “un piloto indio ha sido arrestado por tropas de tierra”, asegura el portavoz del ejército paquistaní. India reconoce que ha perdido un caza.

Pakistán «no quiere encaminarse hacia la guerra» con India, aseguró Ghafoor.»Queremos seguir siendo responsables, no queremos una escalada. No queremos encaminarnos hacia la guerra», aseguró el portavoz militar.»El objetivo era decir ‘podemos hacerlo pero no queremos si esto supone sacrificar la paz en esta región», añadió. Ghafoor informó de que dos pilotos indios fueron detenidos y uno de ellos trasladado al hospital.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de India ha admitido la ofensiva de Pakistán «con el objetivo de instalaciones militares en el lado indio» de Cachemira, aunque ha rechazado parte de la versión paquistaní. «Debido a nuestro estado de alerta y rapidez, los intentos de Pakistán fueron frustrados con éxito», aclaró el portavoz de exteriores, Raveesh Kumar, en una rueda de prensa sin preguntas a primera hora de la tarde. «Las Fuerzas Aéreas indias derribaron un avión de combate de Pakistán que equipos de tierra han visto caer al lado paquistaní», explicó el portavoz, que confirmaba además la pérdida de un MiG21: «El piloto está desaparecido en combate. Pakistán afirma tenerlo bajo custodia. Estamos comprobando esos datos»

Por la mañana, la agencia de noticias India, ANI, anunciaba que un caza F-16 paquistaní había caído en el lado indio de la frontera que divide a ambos países después de haber sido abatido por las fuerzas aéreas indias. Otros medios locales informaban de un accidente aéreo en el distrito de Bugdam, en el centro de Jammu y Cachemira controlado por India, y en el que según fuentes policiales, tres personas habían resultado muertas, entre ellas un civil y los dos pilotos indios del aparato; del que se desconocía aun si se trata de un helicóptero o de uno de los cazas abatidos en combate, según las autoridades paquistaníes.

Ante la escalada de enfrentamientos aéreos entre los dos países, aeropuertos indios alrededor de Cachemira han sido cerrados al tráfico, incluyendo los de Srinagar, Jammu, Chandigarh, Amritsar and Leh. También Pakistán ha suspendido todos los vuelos civiles en algunas de sus ciudades, incluyendo Lahore e Islamabad. En India, las medidas de seguridad se han incrementado ante posibles respuestas terroristas en ciudades como Bombay, capital financiera del país.

La crisis militar entre las dos potencias nucleares del sur de Asia llevó ayer a la mediación de diferentes actores internacionales. El Secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo habló con los ministros de asuntos exteriores de ambos países para que “evitasen mayor actividad militar”, aprovechando para advertir a Pakistán de la necesidad de “tomar medidas significativas contra los grupos terroristas que operan en su suelo”. De la misma forma, China y la Unión Europea han pedido contención y moderación a los dos países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *