Pedro Sánchez y Susana Díaz: del apoyo a la lucha sin cuartel

Categories EspañaPosted on

Los malos resultados en Andalucía han hecho resurgir el enfrentamiento entre Susana Díaz y Pedro Sánchez, que viene de lejos, aunque se resume en una sola cosa: la lucha por el poder dentro del partido. Ganó Sánchez. Perdió Díaz. Y esta puede ser la lucha final.

Sólo al principio ambos sonreían sin necesidad de disimular, porque entonces había sintonía, buen ambiente. Si Pedro Sanchez llegó a la secretaría general solo fue porque Susana Díaz le dio su apoyo. La clave es que ese respaldo no era a cualquier precio y con el tiempo a uno y a otro se les fue torciendo el gesto.

Lo que empezó como un problema interno pasó a ser una guerra personal. El primero que hace las cajas y se va es él, derrotado en una tumultuosa reunión del Comité Federal del PSOE. Aquella noche Díaz sonreía, ella tenía el apoyo de casi todos y su camino a lo más alto, a liderar el partido, parecía despejado. Pero nunca imaginó la presidenta andaluza que con las primarias, con los militantes votando en urna, Sánchez le daría un golpe definitivo: ella resultó derrotada.

El borrón y cuenta nueva que se impone entonces, ese pacto de no agresión entre ambos funciona con disimulo más o menos bien, con reparto de papeles: Sánchez en Madrid, Susana Díaz en Sevilla. Y llega la moción de censura. Él llega a La Moncloa. Ella, ahora, con el peor resultado histórico en unas elecciones andaluzas, cuestionada, y con el socialismo andaluz más débil que nunca. Falta ver el final de esta historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *