Petrenko, Berlioz, Beethoven: la tríada clásica de 2019

Categories CulturaPosted on

El cambio de titularidad en la Filarmónica de Berlín y los aniversarios de dos gigantes de la música occidental dominarán la agenda musical clásica del nuevo año

Pocos músicos concentrarán tantas miradas, y tan expectantes, en 2019 como Kirill Petrenko, que en verano ocupará oficialmente el cargo de director titular de la Filarmónica de Berlín. No se trata de ningún recién llegado, por supuesto, pues lleva años sometido al ojo y el oído escrutadores de público y crítica, pero uno de los puestos cimeros de la música clásica y, sin duda ninguna, el más mediático de todos ellos le impondrá nuevas exigencias. Es así por quienes le han precedido en el mismo cometido (Arthur Nikisch, Wilhelm Furtwängler, Sergiu Celibidache, Herbert von Karajan o Claudio Abbado), que han cimentado el aura legendaria de la orquesta, pionera también en valerse de las últimas tecnologías para convertirse en la primera agrupación verdaderamente global. Su Digital Concert Hall permite seguir en directo desde cualquier parte del mundo todos sus conciertos, sin trampa ni cartón, con una insólita calidad técnica.

Esta permanente exposición era algo muy del agrado de Simon Rattle, su antecesor, que ha ocupado durante 17 años el podio berlinés en la Philharmonie. Pero el británico es un comunicador nato, que se mueve como pez en el agua delante de un micrófono, al contrario que el huidizo y tímido Petrenko, a quien no va a quedarle más remedio que decir que sí a lo que lleva años esquivando con negativas. Pero la principal incógnita es si el ruso va a salir airoso del salto cualitativo que supone pasar del foso de un teatro de ópera al podio de la más famosa sala de conciertos del mundo. De momento, parece que tiene encandilados a los propios músicos de la orquesta y a buena parte de la crítica, que ha dedicado encendidos elogios tanto a sus últimas actuaciones en Múnich (Parsifal y Otello) como a la primera gira al frente de su nueva orquesta el pasado verano. Su democrática elección hace tres años por parte de los filarmónicos berlineses fue una carambola de resultas de una profunda disensión que debió de sorprender, más que nadie, a él mismo. Es ahora cuando le llega, por fin, la hora de la verdad y todo apunta a que, aunque le espera sin duda un camino largo y arduo, no va a defraudar.

Las inevitables efemérides marcarán también el calendario musical y este año se conmemorará el sesquicentenario de la muerte de Hector Berlioz. Abrirá el fuego una nueva producción de Los troyanos, quizá su obra magna y casi disparatadamente ambiciosa, que servirá a su vez para que la la Ópera de París recuerde los 350 años transcurridos desde su creación (como Académie Royale de Musique, en 1669) y los 30 desde que François Mitterrand inaugurara la Ópera de la Bastilla, la “Ópera del Pueblo”. Este mismo mes, Jorge Fernández Guerra dará cuenta en estas mismas páginas del comienzo de las celebraciones en la capital francesa.

Pero la gran efeméride musical en el horizonte es la del 250º aniversario del nacimiento de Beethoven, que acaparará las programaciones de todo el mundo en 2020. En este año habrá, sin embargo, múltiples anticipos, el más importante de los cuales será la gran exposición –la mayor celebrada hasta la fecha sobre el compositor– que se anuncia en la Bundeskunsthalle de Bonn, la ciudad en que nació Beethoven en 1770. Se inaugurará en el otro extremo de este 2019 recién estrenado, el 17 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *