Rusia suspende también el pacto clave de control de armas nucleares con EE UU

Categories Internacional/MundoPosted on

Tras la salida del acuerdo de Washington, Putin anuncia que Moscú creará nuevos misiles, incluidos hipersónicos terrestres

La «respuesta simétrica» que Rusia venía anunciando semanas no se ha retrasado. El presidente ruso, Vladímir Putin, ha anunciado este sábado que suspenderá su participación en un tratado de desarme nuclear clave firmado con EEUU (conocido como INF), un día después de que Washington abandonase el acuerdo. Rusia, además, fabricará nuevos misiles; incluidos hipersónicos terrestres, según ha anunciado el líder ruso en una reunión ministerial. Moscú ha tratatado de dejar claro que sigue abierta al diálogo con la Administración de Donald Trump para mantener el pacto, que constituye un hito de la Guerra Fría, pero que no lo iniciará.

«Daremos una respuesta simétrica. Nuestros socios norteamericanos anunciaron que suspenden su participación en el tratado; pues también lo hacemos nosotros», ha declarado Putin este sábado en una reunión con los ministros de Exteriores, Serguéi Lavrov, y Defensa, Serguéi Shoigu.

Washington lleva acusando a Rusia durante años de incumplir sistemáticamente los términos del acuerdo, que vela por el control de las armas nucleares de corto y medio alcance. Acusaciones que Moscú considera «sin fundamento». El kremlin afirma que los misiles señalados por EE UU, colocados no muy lejos de las fronteras europeas, además, no vuelan la distancia suficiente como para violar el pacto. Ayer viernes, Estados Unidos declaró que desde este sábado deja en suspenso el pacto, firmado en 1987 y que ha contribuido a alejar de Europa los misiles de rango corto y medio durante décadas. La Administración había dado a Rusia un ultimátum para cumplir el acuerdo y destruir o modificar sus armas incumplidoras.

Tras las acusaciones, respaldadas por la OTAN, Rusia acusó también a Estados Unidos de vulnerar el acuerdo, y de buscar «excusas» y hacer «falsas acusaciones» para abandonarlo. Además, el Kremlin ha criticado que la Administración Trump no ha sido partidaria, desde el principio, de mantener un diálogo con Rusia para tratar de salvar el pacto sino que ha tratado de «torpedear» las conversaciones.

Mientras tanto, y pese a la nueva fabricación de armas nucleares anunciada, el presidente ruso ha afirmado que no desplegará armas de alcance medio y corto, a no ser que Estados Unidos lo haga. Con ese nuevo paso, el INF, el primer acuerdo de desarme firmado en la Guerra Fría, parece enterrado. Firmado por el entonces presidente estadounidense Ronald Reagan, y el secretario general del Partido Comunista de la antigua URSS, Mijaíl Gorbachov. Fue el primer acuerdo entre las dos potencias que prohibía directamente una categoría entera de armas: los misiles de crucero de tierra con un rango de entre 500 y 5.500 kilómetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *