Sarri y Emery buscan el broche a la temporada de su debut

Categories DeportesPosted on

El Chelsea entrenando en el esatadio de Bakú que albergará la final – Final Europa League

El Arsenal busca su primer gran título europeo y el Chelsea busca repetir el éxito de 2013 en esta competición

Arsenal, Chelsea, Liverpool y Tottenham. Cuatro equipos que han devuelto al fútbol inglés a lo más alto, y lo han logrado con un récord nunca antes visto: final de Europa League y de Champions League copada por equipos del mismo país. Chelsea y Arsenal abrirán el telón de este homenaje el fútbol británico en el Estadio Olímpico de Bakú disputándose el título de la Europa League (21.00 horas por Movistar Liga de Campeones).

Esta es la tercera final de esta competición entre equipos de un mismo país, después de las que enfrentó Oporto-Sporting de Braga (1-0 en 2011) y del Atlético de Madrid-Athletic de Bilbao (3-0 en 2012).

Los dos equipos de Londres han vivido una trayectoria pareja este curso. El Chelsea, por un lado, ha asimilado muy rápido la idea de Maurizio Sarri, dejando en el olvido a Antonio Conte. Tan brillante ha sido su paso europeo que le ha permitido encadenar 17 partidos sin perder en la Europa League, incluyendo los últimos tres partidos de 2013 donde se hizo con el título.

El entrenador italiano de ganar el título ostentará el récord de ser el técnico más veterano -60 años y 139 días- en ganar la Europa League superando a José Mourinho -54 años y 118 días- cuando la ganó con el Manchester United en 2017.

Unai Emery, el especialista de este torneo con tres títulos, también llegó como realizar una transición en el Emirates. Después de 22 años fue el encargado de dar un nuevo rumbo al conjunto rojiblanco. La temporada del debut del técnico guipuzcoano no podría ser mejor: regreso del Arsenal a una final europea después de trece años -final de la Champions ante el Barcelona-, la posibilidad de ganar el primer entorchado internacional importante -a excepción de la Recopa- en la historia del club y volver a la máxima competición continental, algo que no ocurre desde 2016.

El camino de los del Bridge hasta Bakú ha sido inmaculado, de los 14 partidos que ha disputado no ha perdido ninguno. Presenta su candidatura para la final con un bagaje de once victorias y tres empates. En su travesía por Europa ha eliminado a Malmo, Dinamo de Kiev, Slavia de Praga y Eintracht de Frankfurt en los penaltis. Sus vecinos de Londres desembarcan en Azerbaiyán eliminando con problemas a BATE Borisov y Rennes para después encadenar cinco victorias consecutivas (la vuelta ante el equipo francés, Nápoles y Valencia).

Las bajas de Mkhitaryan y la más que probable de Kanté

El conjunto del oeste de Londres afronta la final con la más que probable baja de Kanté por problemas físicos en la rodilla, que según Sarri «está al 50%». En su lugar Mateo Kovacic acompañará a Jorginho y Ross Barkley en la medular. El Arsenal, en cambio, presenta bajas más sensibles como las de Héctor Bellerín, Aaron Ramsey, Danny Welbeck y Henrikh Mkhitaryan por problemas políticos entre Armenia, su país de origen, y Azerbaiyán.

El duelo de artilleros también va a estar a la altura de lo que exige una final de este calibre. El Chelsea es el equipo más goleador de la competición con 32 dianas -a cinco del récord del Oporto de la temporada 2010/2011- y en sus filas cuenta con Olivier Giroud, máximo realizador del torneo con diez tantos, los mismos que Luka Jovic (Eintracht de Frankfurt), aparte de contar en sus filas al mejor asistente, William (7). El Arsenal cuenta con la dupla Alexandre Lacazette y Pierre Emerick Aubameyang, la más letal de la Europa League. Suman 13 de los 29 que ha marcado su equipo.

Aparte de la dosis de tensión que va ligada a una final también habrá una carga de sentimental. Petr Cech, leyenda de la portería, se retira del fútbol. Después de cuatro años como «gunner» regresará al Chelsea como director deportivo, club donde se erigió como uno de los mejores porteros de la década. También puede ser el último partido de su máxima estrella, Eden Hazard, que lleva tiempo en la órbita del Real Madrid ha realizado sucesivas declaraciones en las que deja entrever que su futuro está lejos de Inglaterra: «Si es mi último partido, intentaré hacer todo por este club y ganar el trofeo» o «mis hermanos se han ido a otro club, solo falto yo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *