Sexo: Estos son los 5 curiosos trucos que convierten el sexo en una experiencia inolvidable

Categories SaludPosted on

Una pareja en una relación sexual.

Pequeños comportamiento no relacionados a priori con el sexo mejoran considerablemente la vida sexual. 

El cortejo y seducción han sido, a lo largo de la Historia, dos infalibles armas para conseguir tener una relación sexual con alguien a quien se acaba de conocer. No siempre se logra pero hay un índice muy alto de conseguirlo si sabemos utilizar nuestras habilidades oratorias, miradas seductoras y todo aquello que nos hace ser irresistiblemente atractivos para las otras personas.

Pero, en los últimos años, el juego de la seducción con un propósito carnal ha cambiado mucho y cuando antes era imprescindible desplegar todas aquellas habilidades de atracción hoy puede ser más fácil (o no) gracias a aplicaciones móviles con las que decides con un solo clic si esa noche vas a tener sexo con alguien a quien solo conoces por una fotografía.

Tampoco podemos olvidarnos de aquellas parejas que tras el paso del tiempo y la convivencia en común han dejado de tener una vida sexual activa, convirtiéndose sus encuentros carnales en ocasionales. Gran parte de culpa la tiene –según algunos estudios científicos- la irrupción en nuestras vidas de las nuevas tecnologías, el libre acceso al porno en internet o el masivo visionado de televisión a la carta a través de plataformas streaming.

Pero, a pesar de este descenso copulatorio de las últimas décadas (las nuevas generaciones practican aproximadamente nueve veces menos sexo que sus antepasados hace medio siglo), existen una serie de pequeños hábitos que pueden ayudar en gran medida a que tengamos más sexo con nuestra pareja.

Por ejemplo, escuchar música a todo volumen. Al menos esto es lo que defiende el neurocientífico norteamericano Daniel J. Levitin quien realizó un estudio en colaboración con Apple Music (y el sistema de sonido Sono) y en cuya encuesta inicial participaron 30.000 personas para posteriormente reducirlo a un grupo de tan solo 109 individuos.

Tras un par de semanas de examen y más de cuarenta mil horas de reproducción musical registrada, el doctor Levitin pudo llegar a la conclusión que aquellas parejas que escucharon más música y además lo hicieron a un volumen más alto de lo habitual mantuvieron durante esos días un mayor número de relaciones sexuales que quienes escucharon menos o lo hicieron con el volumen más bajo.

Y es que la respuesta química que se produce en nuestro cerebro tras escuchar cierto tipo de música se active en la misma área del sistema de recompensa y se compara con la satisfacción que puede producirnos el comer algo que nos gusta, tomar alguna sustancia estupefaciente o practicar sexo.

A pesar de la mala fama que siempre han tenido algunos alimentos considerados como afrodisiacos, hay ciertos mariscos que ingeridos en pareja puedan ayudar a que acabemos retozando entre las sábanas. Según un estudio dirigido por Audrey J. Gaskins, y su equipo de la Escuela de Salud Pública THard de Harvard, las parejas que comen marisco tienen un 39% más de posibilidades de tener relaciones sexuales esa misma noche que quienes se decantan por otro tipo de comida, además de aumentar en un 60% la posibilidad de quedarse embarazada (si es que ese es el propósito de dicha cópula).

Otro de los hábitos que puede ayudar a tener más sexo incide directamente en las mujeres trasnochadoras. El hecho de que por su ritmo de vida y trabajo deban acostarse más tarde de lo habitual ayuda en gran medida a que esa noche, a pesar del cansancio acumulado, su organismo le pida más guerra que en otras ocasiones en las que puedan estar más descansadas.

Eso se debe a que cuando el cuerpo está menos descansado empieza a segregar más cortisol, la hormona relacionada con el estrés, lo cual incita a tener un comportamiento más salvaje o fuera de lo normal, por lo que esa noche es más fácil tener una ración extra de sexo.

Y aunque suene a topicazo, otra de las cosas que ayudan a tener más sexo es el hecho de tener buen humor y conseguir arrancar una carcajada de vez en cuando a nuestra pareja. Tal y como ha concluido un estudio del Departamento de Psicología de la Universidad de Albany, tener un gran sentido del humor ayuda a proporcionar más orgasmos durante una relación sexual y, como tal, hace más propicio y continuado los encuentros carnales.

Finalmente y aunque parezca difícil de creer, según determinó una encuesta realizada por un famoso portal online dedicado a emparejar personas solteras, tienen un mayor éxito a la hora de conquistar y llevar más rápidamente a la cama a alguien que acaban de conocer quienes utilizan un mayor número de emojis en sus conversaciones a través de las redes sociales. Eso sí, dicho estudio se realizó entre 5.675 personas en edades comprendidas entre los 20 y los 40 años.

[Más información: Estas son las prácticas sexuales de alto riesgo que están de moda entre los jóvenes]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *