Tusk pide que se mantenga la puerta abierta a la permanencia del Reino Unido

Categories Internacional/MundoPosted on

El presidente del Consejo Europeo pide «no traicionar» a la «creciente mayoría» que quiere permanecer en la UE

Los casi seis millones de personas que han firmado una petición para revocar el Brexit o el millón de ciudadanos que salieron a las calles londinenses el pasado sábado con el mismo fin constituyen para el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, un motivo más que suficiente para que Reino Unido se lo piense dos veces antes de dar el paso definitivo de salir de la Unión Europea. Ante el pleno del Parlamento Europeo, en Estrasburgo, Tusk ha advertido este miércoles que «no se puede traicionar» a toda esa «creciente mayoría» de británicos que quieren permanecer en la UE. «Ellos pueden sentirse insuficientemente representados por el Parlamento británico, pero deben sentir que están representados por ustedes en esta cámara. Porque ellos son europeos», ha sostenido.

Con esa exhortación a los eurodiputados, Tusk mantiene abierta aún la puerta a la posibilidad de que el Reino Unido pueda acabar retirando el artículo 50 y seguir siendo socio de la UE. Y ello a pesar de que el Gobierno británico ya ha hecho público a través de un portavoz que rechaza la petición que han formulado casi seis millones de personas para que sea debatida en la Cámara de los Comunes.

La respuesta del Gobierno de Reino Unido a esa petición va en línea con lo que hasta ahora viene manteniendo la primera ministra, Theresa May, quien ha afirmado en varias ocasiones en sede parlamentaria que un segundo referéndum solo serviría para ahondar en la división que existe al respecto en el seno de la sociedad británica y la alejaría más de sus representantes.

Tusk, sin embargo, ha vuelto a mostrarse partidario de abrir un periodo de prórroga largo, que podría ser de al menos nueve meses, «si Reino Unido desea repensar su estrategia para el Brexit». Pero podría ser superior, incluso de un año. El presidente del Consejo Europeo ya abogó por ello antes del Consejo de la semana pasada, en el que los Veintisiete dieron una doble salida a May: una prórroga hasta el 22 de mayo si consigue que el Parlamento apruebe el acuerdo de retirada, o bien otra hasta el 12 de abril si vuelve a fracasar en ese intento.

En el segundo caso, May deberá volver a Bruselas para plantear cuáles son sus planes y, en caso de solicitar más tiempo, deberá convocar elecciones al Parlamento Europeo en su país. «Hay voces diciendo que eso sería dañino o inconveniente. Déjenme ser claro: tal pensamiento es inaceptable», ha agregado Tusk, quien ha afirmado que es bastante probable que se celebre una nueva reunión de líderes europeos el próximo mes de abril.

Juncker compara el plan de Londres con una esfinge

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, no ha querido ahondar en el acuerdo alcanzado entre los Veintisiete y May la semana pasada. Pero sí ha tirado de ironía para referirse a la incógnita de si May conseguirá esta vez sacar adelante el acuerdo de retirada en Westminster. «Si comparase Reino Unido con una esfinge, la esfinge me parece un libro abierto. Veremos a lo largo de la semana cómo se pronuncia este libro», ha resuelto.

El diputado euroescéptico Nigel Farage, partidario de un Brexit a las bravas, ha respondido a Tusk que la salida de Reino Unido sucederá de cualquier modo. «Si piensa que los británicos han cambiado de opinión, está equivocado», le ha espetado. Y le ha pedido que explique si está dispuesto a que la salida del Reino Unido vuelva a dominar la agenda europea. «¿De verdad quiere que el Brexit domine totalmente los dos próximos años de su actividad, a expensas de otras ambiciones? ¿Que el Reino Unido participe en las elecciones europeas?», ha zanjado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *