Un Atlético con el colmillo menos afilado

Categories DeportesPosted on

Valladolid-Atlético

El equipo rojiblanco, que visita al Valladolid, no gana en Liga lejos del Metropolitano desde septiembre y suma sus peores datos con Simeone lejos de su estadio

Tercero en la Liga igualado a puntos con el Sevilla y a tres del líder Barcelona, la fortaleza doméstica demostrada por el Atlético de Madrid en la Liga no encuentra la continuidad deseada lejos de casa. Los rojiblancos llevan ya casi tres meses sin poder celebrar una victoria en el campeonato lejos del Metropolitano, desde el 22 de septiembre cuando un doblete de Lemar provocó el triunfo en Getafe. La estadística refleja que el Atlético 2018-19 es el peor como visitante desde que el argentino ocupa su banquillo y en el desplazamiento de esta tarde al José Zorrilla de Valladolid, el último duelo del año a domicilio, los madrileños necesitan poner fin a la racha para mantener el pulso firme en la pelea por la primera plaza.

Equipo casi infalible en los últimos años siempre que se adelantaba en el marcador, el Atlético muestra ahora grietas en la retaguardia y ha dejado escapar la victoria en el tramo final de visitas como la de Villarreal o Leganés. Fragilidad defensiva que arrastra durante toda la temporada porque, en los siete partidos de Liga lejos de su estadio, solo ha disfrutado de aquella celebración ya lejana en Getafe. En la Champions, la sensación tampoco ha invitado a desatar la euforia. Esta semana, los jugadores de Simeone perdieron la oportunidad de acceder a los octavos de final como primeros de grupo porque fueron incapaces de marcar en el campo del Brujas. La anterior salida a Dortmund fue más dolorosa porque provocó la mayor goleada del técnico argentino en el banquillo colchonero (4-0 ante el Borussia).

Simeone pide contundencia

Esta ausencia de victorias fuera del Metropolitano salió a relucir ayer en la rueda de prensa previa al duelo en Valladolid, en la que Simeone afirmó que la racha tiene su origen en que el equipo debe mostrarse «más contundente». «En el fútbol la contundencia te acerca a la posibilidad de sentirte más cómodo en el partido», añadió.

El Atlético dispone de la plantilla más cara de su historia, pero los resultados no terminan de llegar cuando abandona un Metropolitano en el que sí demuestra una fortaleza casi infalible. Esta doble cara e irregularidad ha generado debate entre la afición, aunque el técnico aseguró que la exigencia resulta un estímulo y que los seguidores saben valorar el trabajo y el esfuerzo del equipo. «La gente del Atlético reconoce lo que hacemos, el trabajo sobre todo, pero la exigencia subió, ya no vale con ser segundos, y tenemos la responsabilidad de ser autocríticos y seguir. Si llevamos cuatro partidos empatando fuera de casa, tenemos que intentar mejorar para resolver lo que desde la parte que no son los aficionados se nos exige», añadió en un mensaje que pareció destinado a los medios que se muestran más críticos con el rendimiento de su equipo como visitante.

Falta de gol

Los números, sin embargo, no acompañan este año alAtlético. El club rojiblanco solo ha ganado un partido de siete fuera de casa en Liga y solo tres en once duelos fuera de su estadio en todas las competiciones (uno de ellos ante el Sant Andreu, de Tercera división, en la Copa). El pasado curso, a estas alturas, ya había sumado cinco victorias, lejos de los ocho triunfos celebrados en la campaña 2015-16. La falta de gol de Griezmann, solo un tanto, y de Diego Costa ha aumentado esa falta de contundencia que exige el técnico.

Para tratar de encontrar el gol, Simeone apostará esta tarde en Valladolid por Kalinic como acompañante de Antoine Griezmann en la punta del ataque, ocupando el puesto del lesionado Diego Costa. Un partido declarado de alto riesgo porque más de 2.500 madrileños estarán en las gradas del José Zorilla y en el que Filipe, recuperado de sus problemas físicos, regresará al lateral izquierdo, lo que permitirá a Saúl Ñíguez volver a si sitio habitual en el centro del campo. Juanfran recibió ayer el alta médica y se sentará hoy en el banquillo.

Sergio González, entrenador del Valladolid, cuenta con las ausenciasde los lesionados Ivi López y Duje Cop, y ha descartado por decisión técnica a Cotán, Luismi y Joaquín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *