Un maestro cantautor para una pupila flamenca

Categories CulturaPosted on

Paco Ibáñez asesora a Soleá Morente, que grabará un disco con sus canciones. Ambos protagonizan un concierto en Madrid

Redactor de EL PAÍS

Aquella visita fue el primer paso de una relación que se ha estrechado en el último año. De la idea original de grabar unas composiciones, seleccionadas por la cantaora, se ha pasado a un trabajo intensivo para la creación de un disco, supervisado por el cantautor. Morente, que vive en Granada, visita periódicamente la casa de Ibáñez en Barcelona, donde escuchan y estudian juntos las posibilidades de cada canción en la voz de ella. “Me pongo a su lado y pulimos todo. Me da consejos maravillosos. Se fija en cómo puedo cantar mejor en determinados momentos”, explicó Morente. “Es como entrenarse para hacer ejercicio físico. Se hace repitiendo y repitiendo el ejercicio, pero aquí es cantando y cantando hasta que te olvidas de tu memoria y solo te metes en la canción”, cuenta él.

Ibáñez no se ve como profesor. “Más bien soy un asesor”, apostilla. “Para mis canciones, Soleá venía de un mundo tal vez más moderno o, mejor dicho, distinto al mío. Y ha tenido que adaptarse”. Con una experiencia de medio siglo grabando y tocando, el cantautor reconoce que lo primero que le dijo es que necesitaba “referencias de voces femeninas profundas”. “Quería que fuera a lo profundo de las canciones y le puse delante mujeres que cantan de una forma maravillosa, como la rumana Maria Tanase, que canta como los dioses, la polaca Ewa Demarczyk, quien le impresionó mucho, o Damia, la voz para mí más grande de Francia. Son voces que llegan al centro de la tierra”. Morente se aplicó y, según cuenta su improvisado profesor, se dio “un baño de las cantantes” y consiguió llegar al “meollo” de la expresión femenina más bella.

Un repaso por García Lorca

De estas sesiones, a las que también acude el guitarrista Mario Mas, ha salido una unión artística traducida ahora en un concierto único que ofrecerán esta noche en los Teatros del Canal de Madrid. No es la primera vez que cantan juntos —ya lo habían hecho en 2014 en un evento solidario por la defensa de la Vega de Granada—, pero sí es la primera en la que comparten espectáculo. Bajo el nombre Paco Ibáñez canta a García Lorca y sus hermanos, en el concierto repasarán obras del poeta granadino como Canción del jinete, Córdoba, La romería, Mi niña se fue a la mar o Romance de la luna, luna. Sin embargo, García Lorca no será al único al que pondrán música.

También se cantarán versos de Luis Cernuda, Pablo Neruda, Nicolás Guillén, Antonio Machado, León Felipe, Miguel Hernández o Rafael Alberti. “Estar con Paco es enriquecedor y me aporta cosas maravillosas”, afirma tajante Morente, a la que Ibáñez describe como “una chica de gran sensibilidad” que sabe dar “un buen golpe a la canción”.

Soleá admira a Ibáñez desde que le conoció de niña por la amistad con su padre. Fue una de sus composiciones, Palabras para Julia, la primera canción que quiso grabar al acabar la carrera de Filología. “Mi padre me animaba a estudiar para ver si se me pasaba la vena del artisteo, pero en casa cantaba y bailaba todo el mundo, así que yo también quería. Me presenté un día con Palabras para Julia y se la canté a mi padre. Decidió apoyarme”. Enrique Morente —“un hermano para mí”, afirma Ibáñez— iba a producir la grabación de esa primera canción de su hija, pero falleció. Ahora es uno de los temas que canta en sus conciertos y “trabaja” con Paco Ibáñez, íntimo amigo del cantaor, para el futuro disco. “No veo más que analogías entre Paco y mi padre”, remata ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *